Manufactura le da una segunda vida a la realidad aumentada

Los consumidores pueden cerrar la vista ante la realidad aumentada, pero los fabricantes le están dando un segundo vistazo.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

La desgraciada muerte de la versión para el consumidor de Google Glass en 2015 quizás todavía tiene a algunos lamentando la muerte prematura de la realidad aumentada al alcance de todos.

Para ellos hay una excelente noticia: la tecnología está siendo resucitada por las empresas en el piso de las fábricas.

Tomemos por ejemplo Lockheed Martin. Los técnicos del fabricante aeroespacial usan los auriculares Hololens de Microsoft para diseñar y examinar modelos de naves espaciales como el lander de Marte antes de su misión de 2018.

Los técnicos del Laboratorio Colaborativo de Immersión Humana de Lockheed Martin en Colorado examinan un modelo de aterrizaje en Marte usando los auriculares de realidad aumentada Hololens de Microsoft,

“En Lockheed Martin, vemos que HoloLens es un excelente beneficio en términos de 3D, además de mejorar la velocidad y calidad en la que podemos hacer nuestro trabajo”, explica el gerente de ingeniería de Lockheed Martin, Darin Bolthouse, .

Y es que la tecnología también resulta útil para la formación y producción.

“La capacidad de reunir toda la información que el técnico tiene como referencia en la construcción de un satélite o una nave espacial y todos los otros productos que construimos aquí, la capacidad de tener toda esa información disponible en el HoloLens, así como las instrucciones guiadas para elaborar en conjunto un producto va a representar una tremenda ventaja”, destacó.

También en tierra

Los fabricantes de automóviles como Volkswagen y BMW también han experimentado con la realidad aumentada. La tecnología resulta útil para dejar las manos libres y facilitar la comunicación entre los equipos. Además, el fabricante de aviones más grande del mundo, Boeing, también está usando realidad aumentada.

La compañía ha utilizado la tecnología para ayudar a los técnicos a navegar por los miles de cables necesarios para conectar los sistemas eléctricos de un avión o “arneses de cables”, como se les llama.

El futuro de la realidad aumentada se ve bien. Según un estudio de IDC, el mercado de la realidad aumentada tendrá un valor de US$209 millones en 2016.

El mismo estudio señala que, en todo el mundo, los envíos totales de auriculares _ tanto aumentados como virtuales – llegarán a US$99,4 millones de unidades en 2021, casi 10 veces más que los 10,1 millones de unidades enviados en 2016.

Es decir, una tasa de crecimiento anual compuesta del 58%.

There are 1 comments

  1. Pingback: La manufactura le da una segunda vida a la realidad aumentada

Comments are closed.