Europa domina adopción de servicios de nube: IDC

La firma de análisis de mercado IDC predice que serán también las empresas en Europa las incrementarán sus inversiones hasta 2018.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Puede parecer contradictorio que la adopción de servicios de nube gestionados por terceros sea una práctica en la que Europa se encuentra por encima del promedio global.

¿Por qué? Porque los servicios líderes son originarios de Estados Unidos y la normativa comunitaria con respecto tanto a seguridad como a privacidad de la UE ha sido reiteradamente amarga para las empresas estadounidenses.

Pero esta lógica es solo aparente: si evaluamos país a país es probable que EE.UU. destaque pero, por región, Europa cuenta con más naciones con el nivel suficiente para desbancar a la media.

Más allá de las peculiaridades estadísticas y demográficas, el informe “Cloud View” presentado, conjuntamente, por IDC y OVH deja en claro que las empresas europeas (grandes y pequeñas) están adoptando la nube en forma acelerada.

Las cifras, en general, son elocuentes y apuntan a que la flexibilidad del cloud computing, sus posibilidades tanto en movilidad como en lo que respecta a APIs y desarrollo han ido derribando resistencias para incorporarla como una herramienta básica de la transformación digital.

Es por ello que, a partir de las respuestas de sus encuestados, IDC estima que:

  • 43% del presupuesto de TI de las empresas interesadas en la nube en 2018 será para invertir en ésta tecnología.
  • Esto representa un estimado de 30% de crecimiento con respecto al 29,8% de inversión ejecutado en infraestructura en 2016.
  • 9,09% del presupuesto corporativo de TI en Europa está destinado al cloud privado en instalaciones de terceros.
  • 6,1% es el valor de este mismo porcentaje pero a nive global.
  • 11,35% será la tasa final de inversión en Europa en los próximos dos años.
  • El promedio global de esta inversión en 2018 será de 9,6%.

Aunque en todos los casos estamos hablando de promedios, los mismos contrastan con las previsiones en América Latina donde las tasas de inversión estarán en el mismo período en torno al 20% pero en un porcentaje mucho menor de empresas: menos del 45%.