La laptop está muerta…¿también para las empresas?

Según el analista Mike Elgan, el venerable laptop ha muerto. Pero los hábitos de consumos de las empresas son distintos a los de las personas. ¿O no?

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Para Elgan es simple: no él ni usted ni nadie tendrían por qué comprar nunca más un computador portátil. Se fini.

Hace diez años, las ventas de laptop superaron las ventas de computadoras de escritorio para convertirse en la plataforma de hardware dominante para la informática. Fue así. Pero ya es historia. Antigua, para más señas.

Ahora los teléfonos inteligentes están a punto de hacer a los computadores portátiles lo que estos le hicieron a los PCs.

¿Quiere saber por qué y que ha sucedido con las laptop?

Apple sin buenas ideas

Para Elgan, si vamos a buscar las causas del ocaso de los computadores portátiles tenemos que mirar hacia Cupertino.

En su opinión, durante la última década, Apple ha liderado y dominado el mercado de portátiles por diseño e innovación.

La compañía ha estado avanzando hacia una mejor calidad que ha permitido:

  • Las llamadas pantallas de “Retina”.
  • Los diseños de teclado de Apple.
  • La construcción de aluminio unibodY.

Todas estas innovaciones han fundamentales y, por supuesto, (fuertemente) imitados.

La compañía que dirigió Steve Jobs, solía deslumbrar a la industria incorporando cosas pequeñas, como el conector de alimentación MagSafe y luces que brillan a través de aluminio.

Todo tiempo pasado fue mejor

Para este analista, no se trata sólo de que Apple innovó sino que sus logros en las portátiles evolucionaron sus productos hacia la elegancia y la usabilidad. Pero eso terminó.

Después de años sin un nuevo diseño significativo su último lanzamiento, MacBook Pro del año pasado, aterrizó con un ruido sordo. Esta laptop es tan seriamente insuficiente que se ha dicho que es una MacBook Air a un precio MacBook Pro.

Lo mejor que se puede decir sobre el MacBook Pro es que es más rápido y tiene una pantalla mejor que los modelos anteriores. Pero esto es inevitable y esperado, no revolucionario. Nadie tiene nada que imitar de este modelo. Absolutamente NADA.

Por si fuera poco, la reciente prohibición de los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido de cualquier dispositivo en cabina que sea más grande que un smartphone es la estocada que faltaba para enviar al basurero de la historia a los ordenadores portátiles.

¿Tendrá razón entonces Mike Elgan: el laptop esta muerto? Ciertamente, lo de la prohibición en aviones abre una nueva etapa a la movilidad corporativa. Pero, aunque en el mercado de consumo esto sea mortal, podemos decir que, en el plano corporativo, la laptop está tan muerta como la PC.

O la tablet.