1

¿Seguirá cotizando Toshiba en la Bolsa de Tokio?

Mientras Foxconn dice tener una oferta para los chips de Toshiba, la empresa deberá convencer a la BVT de que puede seguir cotizando.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Finalmente llegó el día de rendir cuentas y Toshiba presentó las suyas a la Bolsa de Valores de Tokio. La esperada presentación de los resultados para el período faltantes de tres meses que cubre hasta el pasado diciembre traía, sin embargo, una elemento no previsto: una nota de descargo de responsabilidad de los auditores (PricewaterhouseCoopers (PwC) Aarata LLC) quienes señalan que “no pueden formarse una opinión de las cuentas”. Ningún inversionistas quiere leer algo como eso.

Los encargados de contabilidad han cuestionado las cifras de la filial nuclear estadounidense Westinghouse Electric Co, donde los excesos de costos en cuatro reactores nucleares en construcción en el sudeste del país obligaron a su matriz japonesa a estimar una pérdida neta anual de US$9.000 millones y declarar la bancarrota.

En cuanto a la Bolsa de Valores de Tokio, esta situación no tiene precedentes y se teme que una actuación que no sea lo suficientemente estricta podría minar la autoridad y credibilidad de la institución frente a los inversionistas.

Mientras, el CEO de la empresa ha señalado que el conglomerado japonés se esfuerza por no ser excluido de la institución.

“La decisión la tiene que tomar la bolsa. Haremos todo lo posible para evitarlo”, señaló en rueda de prensa el CEO de Toshiba, Satoshi Tsunakawa.

La oferta de Foxconn

Pero mientras la Bolsa de Tokio debe decidir qué hacer con la empresa, Toshiba quizás pueda mostrar mejores cosas gracias a las ofertas que recibe su unidad de microchips.

En esta ocasión es la poderosa empresa taiwanesa Foxconn quien ha declarado que está dispuesta a realizar una oferta (y pagar) US$26.990 millones (equivalentes a unos 3 billones de yenes) para adquirir el negocio de microchips de la empresa japonesa.

Cabe recordar que recientemente la junta de accionistas de la empresa habría accedido a la escisión y venta de esta unidad, en un intento de equilibrar las cuentas de empresa, golpeadas por las pérdidas de la filial nuclear estadounidense.

Hasta ahora, Toshiba ha sido el segundo mayor fabricante mundial de chips NAND. No es poca cosa si pensamos que el primer lugar lo tiene nada más y nada menos que Samsung Electronics Co Ltd.

Aunque todavía se está evaluando si este negocio se venderá total o parcialmente, además de la oferta de Foxconn, Toshiba también cuenta con propuestas preliminares del proveedor surcoreano de memorias SK Hynix Inc y el fabricante de chips Broadcom Ltd, entre otras empresas.