Uber rechaza cierre de sus instalaciones en Colombia

Representantes de la app de transporte Uber en Bogotá informaron que sus oficinas fueron selladas ilegalmente en lo que rechazan como acoso.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

A la larga y tortuosa historia de la aplicación de transporte en América Latina se suma un nuevo incidentes en Colombia, uno de los países en los cuales la oposición ha sido más viceral.

Además de los conflictos con los taxistas tradicionales, con la municipalidad y la posibilidad de que haya una legislación que “regule” el servicio colaborativo de la app, ahora los voceros denuncian acoso.

O algo parecido que ha ocasionado el cierre supuestamente ilegal de las oficinas del Centro de Atención a Socios y Conductores, ubicadas en el centro comercial San Rafael, de Bogotá.

Los voceros de la organización denunciaron que líderes taxistas y representantes de la policía habrían realizado en sus instalaciones un operativo sin base legal. Invasivo.

“Es preocupante que miembros de la Policía Nacional apoyen estos hostigamientos liderados por uno de los líderes del gremio de los taxistas”, sostuvieron.

¿Bloqueo “legal”?

Pero este no sería el único de los problemas actuales de Uber en Colombia.

El incidente coincide con el dictamen del Tribunal de Cundinamarca de aceptar el recurso de nulidad que interpuso Uber por no haber sido notificado de la demanda del Ministerio de Transporte.

La denuncia es una más de las acciones que se han intentado para bloquear la aplicación en Colombia por operar de forma irregular y fue interpuesto por el Ministerio de TIC (MinTIC).

No obstante, la magistrada del caso determinó que se violó el derecho a la defensa de Uber y, por tanto, que el proceso debía reiniciarse desde CERO.

Aún no se ha determinado la fecha para la audiencia para reiniciar el proceso para establecer el futuro de la aplicación en Colombia.

¿Será, al final, similar a los resultados recientes en Brasil? Aún está por verse.