¿Cómo se “cultiva” un ecosistema de Realidad Virtual?

Aunque los pronósticos de los analistas apuntan que en 2017 la realidad virtual se hará cotidiana, sólo un ecosistema rico lo hará posible.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Las bondades de la realidad virtual en áreas como la ingeniería, la arquitectura y. – especialmente – la medicina son indiscutibles, pensar que la misma estará en nuestro día a día luce lejos.

No obstante, hay gente trabajando no sólo para hacer que esto sea posible sino, también, para que el resto del mundo lo crea.

Las grandes compañías de tecnología están compitiendo para crear la industria de la realidad virtual, construyendo desde gafas de cartón hasta otros adminículos que permitan que la experiencia sea posible para cualquiera.

Y esto es justo lo que hace falta para que los precios de estos artículos bajen y la posibilidad de vivir la experiencia de volar cómo un pájaro sea algo que pueda lograrse por un precio… razonable.

La creación de un ecosistema que soporte la tecnología es el primer paso para la expansión de la misma en opinión del vicepresidente de las tecnologías emergentes de Mozilla y líder del equipo MozillaVR, Sean White.

Espacio para la disrupción

No es lo único que se requiere: para White, proporcionarle a los desarrolladores seguridad y flexibilidad para producir contenidos. Esto es fundamental para que la tecnología esté disponible tanto en la web como en aplicaciones que la hagan realmente popular.

Desarrollar las tecnologías necesarias para apoyar esta infraestructura de realidad virtual basada en la Web (mejor conocida como “WebVR”) ha sido el enfoque de los esfuerzos de Mozilla desde 2012, cuando los creadores del navegador Firefox establecieron su equipo “MozillaVR”, mucho ante que sus competidores.

“Nuestra misión es asegurarnos de que Internet permanezca abierto y accesible para todos, esto se aplica a cualquier nueva tecnología que conecte a la gente a Internet como lo es la realidad virtual”, señala White.

El ejecutivo refiere que Mozilla estima que ha desarrollado un ecosistema de VR único que persigue lograr estos objetivos.

“Lo importante para nosotros es asegurar que las nuevas tecnologías como la realidad virtual empoderen a los usuarios, pero no los encierren en una plataforma específica. Deberían poder explorar la amplia gama de experiencias disponibles en la Web“, asegura.

Realidad híbrida

Uno de los primeros resultados concretos de toda esta inversión en la realidad virtual es A-Frame, una plataforma open-WebVR para desarrolladores, y A-Painter, una aplicación de realidad virtual para artistas.

Y, ya ha rendido frutos: Amnistía Internacional (AI) utilizó la plataforma A-Frame para impulsar “#360Syria”, un sitio web que ofrece a los espectadores una visita virtual a la devastación de los bombardeos sobre Alepo.

Y es que, una de las ventajas que tiene la tecnología (en particular ésta) es que la “realidad” no tiene límites por lo que, además, Mozilla no se ha limitado en la RV sino que está propiciando desarrollos en todo el espectro de la realidad “mixta”.

Por ello y en la búsqueda de la disrupción, ha estado apoyando Hackathon de Virtuleap en Europa que los coloca en contacto directo con el talento que va constituyendo el ecosistema.

“Además de las realidades virtual y aumentada, estamos creando también la tecnología que sustenta la Web como plataforma y contribuye a hacerla más rápida, segura y fácil de usar para todos”, concluye. White.