¿Qué está pasando en el mercado de la nube? ¿#EfectoTrump?

Los recientes resultados de IBM parecen indicar que el mercado de la nube y los servicios no es inmune a las incertidumbres del Brexit y el #EfectoTrump.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Refugio y resiliencia. Estas dos palabras han caracterizado el mercado del cloud computing y los servicios, permitiendo que empresas tecnológicas tradicionales sobrevivan exitosamente los cambios en los mercados de PCs, servidores y software tradicionales.

Así ha sido al menos en el último lustro y ha representado la posibilidad de que algunas empresas cambien de ramo “sanamente” evitando el problema de las llamadas empresas “zombies” japonesas.

Una guerra de precios discreta pero persistente hacia prever que el mercado estaba cambiando y las grandes firmas analistas como Gartner, Forrester e IDC han anticipado que los sacudones políticos de 2016 podrían aumentar la incertidumbre.

Bueno, la primera señal de que 2017 no será indiferente y que el “refugio” tiene goteras son los resultados recientes de una de las empresas que llegó un poco tardíamente al sector: International Business Machines Corp, mejor conocida como IBM.

Si bien esta empresa tradicional se incorporó relativamente tarde al negocio de la nube, su fortaleza indiscutible en el área de servicios le permitió contar con una oferta poderosa que ha venido siendo ampliada con la computación tanto cognitiva como cuántica.

Cuando los grandes se resfrían…

No obstante, los recientes resultados que han afectado su valor en Bolsa nos hablan de que esos mercados no están en expansión y que podríamos ver a todas las empresas enfrentar menores ganancias debido a los efectos de una economía “cautelosa” frente a cambios políticos.

Así, luego de CINCO (05) trimestres en crecimiento sostenido, la empresa reportó ventas menores a las esperadas debido a una relentización en los mercados de nube y servicios.

Las ventas de la empresa fueron de US$18.160 millones en el trimestre terminado el 31 de marzo, con una disminución de 2,8% con respecto a la previsión de los analistas que fue de US$18.390 millones.

Si bien las ventas generales de la empresa en sus rubros tradicionales ha caído durante 20 trimestres seguidos, el “refugio” había logrado compensar satisfactoriamente el cambio del mercado.

Aunque aún es temprano para ver el alcance de la desaceleración, es claro que la guerra de precios (también causa de resultados como éstos) podría acentuarse y la transformación digital que su empresa tiene en cursos podría lograr ahorros mayores a los previstos por productividad que financien el proceso.

Definitivamente el dicho popular es cierto: mercado revuelto, ganancia de compradores.