1

Inician prueba en Sudáfrica de tarjeta Mastercard con seguridad biométrica

Luego de años de investigación e intentos, la plataforma de pagos MasterCard parece tomar la delantera con esta tarjeta biométrica.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Sudáfrica, Indonesia e India parecen haberse convertido en los lugares “naturales” para pruebas de plataforma y/o sistemas de pagos.

Móviles o no. En este caso fue Sudáfrica la seleccionada para una prueba que puede resultar trascendental: la de la primera tarjeta de pago MasterCard con seguridad biométrica.

El producto que puede ser de débito o crédito incorpora un lector de huellas dactilares que identifica al titular y que es requerido para autorizar cualquier pago.

Aunque esta prueba no se está realizando sino en los establecimientos sudafricanos de la cadena minorista Pick n Pay y Absa Bank (la filial africana de Barclays) , la misma permitirá detectar las áreas de mejora posibles.

¿La buena noticia? MasterCard logró que la nueva verificación sea compatible con los terminales actuales (TPV) así que no supone una nueva inversión para los comerciantes.

Con el sello en la mano

¿Por qué no hace falta un terminal adicional para las huella como lo que ya existen para tal efecto? Porque, como en el caso de los smartphones, la seguridad biométrica la aporta el dispositivo, en este caso la tarjeta.
Pero, si piensa que la huella sustituye al actúa chip debemos aclarar que lla tarjeta, en realidad, fue diseñada para ser bimodal:

  • La tarjeta cuenta el chip en la esquina superior izquierda
  • En la esquina superior derecha se encuentra el lector de huellas

Suponemos que está decisión de diseño intenta reducir resistencias a la introducción del nuevo sistema, dando la impresión de la tarjeta “blindada” que todos soñamos tener.

Pero, ¿cómo se usa?

Pese a ser una sofisticada pieza de tecnología, el uso de a tarjeta con seguridad biométrica es muy sencillo:

  • El usuario registra su huella con el banco y esta queda almacenada-programada en la tarjeta.
  • Realice sus compras en cualquier establecimiento.
  • A la hora de pagar, el titular introduce la tarjeta biométrica en el TPV mientras coloca su dedo en el sensor.
  • La huella digital se verifica con respecto a la base de datos.
  • Si la combinación de datos biométricos es correcta, la transacción se aprueba.

No creemos que este nuevo dispositivo de seguridad satisfaga el gusto Millennials por la biometría pues ellos persiguen la simplicidad.

Pero, en vista a los ataques virales a los puntos de ventas, tanto los comerciantes como los bancos pueden sentirse más seguros con este nuevo dispositivo de seguridad que estrena MasterCard y que, probablemente, se transformará en un estándar.