¿Son los pagos móviles la oportunidad para Colombia y México?

Baja bancarización y de uso de tarjetas de débito y crédito hacen de estas dos grandes economías un escenario ideal para los pagos móviles.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Hay mucho de lógica en los avances de las llamadas tecnologías emergentes.

Por ejemplo, el Fintech y sus empresas están en auge en el mundo, llenando el vacío de bancarización (y hasta civilizatorio) que representa para habitantes de África, Asia y América Latino acceder a formas baratas de enviar remesas, a créditos o, simplemente, pagar sin efectivo.

Y es, de hecho, la crisis por desmonetización de una de las naciones más pobladas del orbe (la India) lo que parece haber disparado los pagos móviles en el mundo, empujando lo que ya había sido un avance impulsado por los Millennials.

¿Puede Colombia y México aprender algo de estas experiencias?

Deberían porque podría sumar puntos a su PIB en momentos en que ni la región ni el mundo tienen demasiado de eso.

El caso Colombia

Y es que tanto la economía mexicana como la colombiana se caracterizan por su bajo uso de las tarjetas de pago y una altísimo uso de efectivo.

En el caso de Colombia es particularmente bajo el uso de la tarjeta de crédito con respecto al promedio de la región según un estudio reciente de la firma Tecnocom.

El mismo señala que, en el último año, pese a un incremento constante y sostenido de la emisión de las tarjetas y el monto de las operaciones, la intensidad de uso de los medios de pago cayó a 12 transacciones por persona en el año en contraste a lo que ocurre, por ejemplo, en Brasil donde supera las 25. Eso con el crédito.

Si no hacemos la distinción entre crédito y débito, los países de América Latina con las más bajas tasas de utilización semanal son Colombia y República Dominicana, lo cual es interesante teniendo en cuenta las enormes diferencias de número de habitantes entre ambas naciones.

Ojo: lo más grave de esto en el caso colombiano es que estos comportamientos ocurren – por supuesto – en la población bancarizada: es un rasgo cultural de la población que marca tanto la economía como la baja bancarización que supera el 60% de población no bancarizada.

 

El efectivo es rey

Uno de los datos más relevantes de la investigación de Télecom, 2/3 de los usuarios de tarjetas de débito en Colombia la utilizan para hacer retiros varias veces a la semana.

Además, una de cada tres personas bancarizadas hacen todos sus pagos diarios cotidianos en efectivo y sólo uno de cada 10 utiliza mayoritariamente la tarjeta como forma de pago.

Tomando en cuenta que el país cerró 2016 con una población de alrededor de 18 millones que disponen de smartphones, la oportunidad es de oro.

Sin embargo, el otro obstáculo se encuentra en los minoristas: Colombia cuenta que tiene 6.787 datáfonos por cada millón de habitantes, sumándose a México y República Dominicana, en el grupo con menos de 10.000, mientras que en los demás pases de la región la cifra supera las 15.000 terminales.

¿Pueden los smartphones usados en pagos móviles o las Fintechs mejorar esto? Seguro. Uno diría que, en los casos de México y Colombia, las startups están lentas y que la banca podría invertir en mejorar esto en un círculo virtuoso para el desarrollo económico.

There are 1 comments

  1. Pingback: eCommerce en México debe batallar también con la banca

Comments are closed.