1

PCs: Territorio de la reinvención digital

Hemos visto transformaciones radicales en mercados como el de los celulares. Pero el alcance de los PCS es mucho mayor y no siempre vemos sus huellas.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Para los más jóvenes, nombres como Nokia, Blackberry y Motorola resuenan en forma distinta a las memorias de, por ejemplo, los primeros Millennials (hoy en la treintena) y las vieron como las marcas dominantes de un momento determinado.

Tanto el nacimiento del iPhone como el de Android bastaron para barrer con todo lo que era el mercado de los móviles, prácticamente en un lustro.

Visto así, lo que está pasando en el mercado de los PCs es mucho más “evolutivo”.

Si el iPhone fue el meteorito que acabó con los dinosaurios en el mercado de los celulares, el nacimiento de los teléfonos inteligentes con Blackberry ha sido la era del hielo para el mercado de los PCs.

Quizás siempre existirán como, por ejemplo, todavía existe la tecnología del fax… aunque ya no es una máquina integrada a una teléfono.

Desde hace MUCHO tiempo, recibir un fax es algo que hacemos desde la impresora. Otro buen ejemplo de mercados que mutan radicalmente.

El “efecto” Toshiba

Cuando vemos a Huawei presentar una línea completa de dispositivos, justo ahora que Estados Unidos detona una bomba sobre los mercados de portátiles y tablets podemos preguntarnos, si, efectivamente, esos mercados están tan muertos como nos dicen.

Lo que es indiscutible es que todos sus jugadores están obligados a reinventarse so pena de repetir historias como las de Motorola, Nokia o Blackberry que pueden resumirse en “(darse cuenta) muy lento, (reacciona) muy tarde”.

Frente a los esfuerzos titánicos pero “exitosos” de de reconversión (e, inclusive, reinvención) de empresas como IBM o Microsoft, frente a reorganizacipones radicales como la de HP, encontramos un caso como el de Toshiba: nadie sabe si podrá “reflotarse” con dignidad.

Después de todo, todavía se está hundiendo aunque – como el Titanic- eso ocurra muy lentamente.

Tal vez el gobierno japonés logre darle nueva piel como les pasó a Ericsson y Nokia o, mucho más atrás, a GE que hoy son algo completamente distinto al lo que fueron.

Los retos de Intel

Que Samsung haya desplazado a Intel como el mayor fabricante de microprocesadores del mundo habla de los retos del momento.

Esto es posible porque casi se producen más smartphones que PCs. Es un hecho y hay que asumirlo.

Por ello, Intel tiene un reto similar al de Microsoft. Y lo saben: la reciente feria CeBiT mostró la transformación de la empresa, aún no muy evidente.

La empresa se mueve des fabricante de chips (todavía importante) hacia una empresa que espera ser el motor de centros de datos (que mueren aun más lentamente que los PCs) mientras intenta insertarse en esos millones de dispositivos que formarán parte de la IoT. Ahí, sin duda, estará su vuelta a la punta. Cuando ocurra.

Mientras tanto, todos estos ejemplos son una muestra de que la transformación digital no son sólo un dolor de cabeza para las PyMEs o empresas tradicionales. Las tecnológicas también se transforman.

O mueren en el intento.