1

¿Uber Freight llegará a América Latina? Sus impacto en revisión

Aunque analistas de Wharton y MIT han advertido sobre la diversificación, Uber Freight podría aumentar los conflictos de la empresa colaborativa.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

La compra de la empresa de camiones autónomos Otto por parte de Uber el año pasado fue la razón fundamental para un nuevo servicio carga de la plataforma colaborativa en Estados Unidos: Uber Freight.

Aunque los alcances del este servicio aun se están evaluando, los vehículos autónomos no son los únicos participantes y, por tanto, el mismo podría extenderse.

La posibilidad de esto sin embargo es de las cosas que Uber está analizando. Después de todo, lo problemas de la empresa se dividen entre legales, con la competencia, de seguridad y con sus propios chóferes.

Todos ellos pueden multiplicarse y acelerarse en Uber Freight, pero el servicios podría ser interesante para nuestros países en las cortas distancias. Incluso en condiciones distintas de las que, actualmente, ofrece (probablemente como “prueba de concepto”) en es escenario estadounidense.

Transporte para el eCommerce

Después de todo, una de las desventajas de los negocios digitales en nuestros países es que podemos replicar los modelos de los países desarrollados pero estamos lejos de contar con su infraestructura e institucionalidad.

Ojo: Amazon para llegar (realmente) a ser exitoso y disminuir sus pérdidas tuvo que generar una infraestructura de logística y transporte sólido y para nada “virtual”.

De hecho, su flota actual en Estados Unidos es similar a las de empresas tradicionales de consumo masivo y el surgimiento de tiendas físicas de tercera generación (automatizadas) parece una respuesta a la necesidad de puntos intermedios de entrega.

¿Qué tiene que ver esto con Uber Freight podría ser vista como un “complemento” para los pequeños comercios que incursionan en web y que no cuentan con transportes propios y que, quizás, requieren de más celeridad de las que ofrecen los couriers tradicionales.

¿Contra quien compite?

A simple vista, en Estados Unidos, el servicio compite con portales como Freelancer.com pues está pensando para empresas e transporte que “contratan” persona extra para viajes específicos pues puede ser más barato utilizar un camión que ya está en la zona parado que moverlo de otra ciudad.

No obstante, el mismo podría evolucionar hacia la contratación directa por parte de empresas que no son de transporte y sustituir a los couriers a favor de los eCommerce con baja infraestructura pero eso está por verse.

En Estados Unidos, la compra de Otto es vista como una amenaza para los chóferes, uno de los más importantes problemas de Uber en el mundo.

Ese, sin embargo, parece un problema lejano en los mercados emergentes donde las condiciones de mantenimiento de carreteras y autopistas no son los únicos factores de riesgo. Los chóferes son también una defensa para lo cual no hay una mejor opción.