1

Ahora Amazon tendrá las tiendas de Whole Foods. ¿Para qué las quiere?

La reciente adquisición de Whole Foods por US$13.700 por parte de Amazon Inc. es una tendencia que revolucionará el mundo del retail.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Sí: cuando decimos “revolucionará” nos referimos a “aun más” al mundo de la venta al por menor, tanto a tradicional como el también llamado eRetail.

Hasta ahora los analistas que primero han evaluado la operación sólo han “notado” que es la adquisición más grandes realizada por la empresa de Jeff Bezos esto es mucho más importante si nos preguntamos por qué rayos Amazon quiere “acumular” tiendas físicas.

Parece contraintuitivo, especialmente si estamos de acuerdo en que la empresa ya ha hecho que los minoristas tradicionales tengan que modificar las condiciones de su negocios.

¿Por qué entonces volver a la tienda si su éxito supone todo un estándar de lo que hay que hacer (y lo que no) en el eCommerce?

Sólo hay una respuesta con sentido: compran tiendas físicas para seguir transformando el comercio minorista.

Según la acera que mire

El reporte de la agencia Reuters señala que la prima de la operación de ventas se encuentra por el orden del 27% sobre el precio de las acciones para el cierre del jueves.

Pero, además, se ve la operación como una oportunidad para que Whole Foods deje atrás las presiones de sus fondos inversionistas y capitalice a su favor la capacidad de Amazon para vender y comprar productos a menor costo, con oportunidad – entonces – de mejorar los márgenes.

¿Qué gana Amazon? Una cadena ya establecida para introducir su “prueba de concepto” masivamente y hacer los ajustes requeridos.

¿De qué hablamos? De Amazon Go y la evolución de este concepto al infinito… y más allá.

Esta aproximación al futuro de Amazon ya la han adelantado los investigadores de Wharton al anaizar las posibilidades de la exitosa startup tecnológica.

El usuario como foco

Según algunos especialistas, un punto fundamental para entender el proyecto a futuro de Amazon es que la empresa ha construido un tipo de tienda que no se encuentra centrada en el producto sino en el cliente. En la experiencia del mismo.

Visto así, contar con una cadena que pueda constituir puntos de entrega para aquellos que lo deseen es parte de lo que puede estarse gestando.

No obstante, la experiencia de Amazon Go apunta a una compra en “físico” que se comporta como una digital: salimos de la tienda con las manos vacías para encontrar la compra en casa.

Whole Foods puede representar la ocasión para extender esta experiencia y hacerla masiva de manera tal que se convierta en un estándar.

De lograrlo, Amazon estaría creando un nuevo tipo de tienda que presionará a todo el sector, probablemente atrayendo más y más personas a este concepto.

Habrá que esperar para ver – en vivo y en directo – la disrupción del retail.