1

Flock, la nueva app colaborativa que va a por Slack

La referencia de Slack es tan poderosa que tanto los players que están como los que llegan – como Flock – lo usan de estándar.

Vía PC World en Español | Por William Peña

Uno sabe que un mercado está “hot” cuando los players se reproducen incansablemente: todos entran, nadie sale.

Eso es algo que caracteriza el de las aplicaciones /chats empresariales que permiten mejorar la comunicación y el envío de información entre grupos de la misma empresa.

Flock es el más reciente “invitado” a la fiesta por tener preferencias en un mercado donde Microsoft y Google intentan que Slack no los fastidie, no siempre con éxito.

Visto así, no sorprende que, en el caso de Flock, le esté apuntando directamente a Slack. Todos lo hacen.

La nueva herramienta que va a la caza del líder imbatible (pese al incidente con Amazon) es una herramienta capaz de migrar a los usuarios de una solución a otra sin perder ningún dato. Buen truco.

Sorprender ayuda…

Antes de que nos preguntemos si este “recurso” de Flock es algún tipo de recurso de ingeniería inversa estupendamente camuflado, debemos dar puntos por copiar al pie de la letra… sin que parezca.

Mucho se ha criticado a Facebook por “repetir” funcionalidades “mejoradas” de sus competidores. En realidad lo que se le cuestiona es que su gente no las “invente” primero.

En el caso de la gente de Flock, tienen el mérito de haber puesto patas arriba el mercado de las herramientas de colaboración.

Pero la entrada en un nuevo paradigma del trabajo, en el que el espacio físico se está diluyendo en pos de la ubicuidad a través de las nuevas tecnologías y del axioma de que de una mejor integración de los recursos surge un ecosistema más rápido, eficiente y seguro, está cambiando incluso ese entorno reciente.

Flock se encuentra en esa línea que busca poner en jaque a Slack con una herramienta de comunicación en tiempo real que integra las apps y servicios más utilizados por los equipos de trabajo.

Para más información, vea el trabajo original haciendo clic aquí