1

Estos 3 consejos de Wharton ayudan a los CFO en tiempos de TD

Especialistas de la Escuela de Negocios Wharton recuerdan a los CFO que también hay riesgos en las tecnologías emergentes.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Sí: tanto las TI tradicionales como las “nuevas” denominadas “emergentes” pueden ser de gran ayuda para los CFO que deseen asociarse con los CIO de manera tal que la transformación digital comience por los costos.

No obstante, esto no está libre de riesgos. Por ejemplo, según un reciente estudio de los profesores del departamento de Operaciones, Información y Decisiones de Wharton, Lynn Wu y Lorin Hitt, la analítica de datos permite a las empresas realizar mejoras en torno a los procesos, pero no necesariamente innovaciones completamente inéditas.

Y estas son fundamentales en nuestro mundo moderno. El estudio realiza un seguimiento en las innovaciones y procesos de 330 empresa durante el período entre 1987 y 2007.

Aunque los resultados indican que el big data bien utilizado puede lograr mejoras importante en la productividad de las empresas, no logra el mismo efecto en lo que se refiere a la innovación.

Los profesores de Wharton observaron los registros de patentes de las empresas estudiadas y encontraron que los datos analíticos podrían tener un “efecto negativo” en la búsqueda de vías de innovación de mayor riesgo.

El cruce de distintos estudios ha llevado a los especialistas de la prestigiosa escuela de negocios ha resumir a TRES (03) sus recomendaciones para los directores de Finanzas (CFO) que no deseen naufragar en adelantar la transformación digital a través de los costos:

1. Estructuras correctas

Los hallazgos parecen apuntar a que la tecnología no sustituye a las que sabemos son buenas prácticas gerenciales.

Una estructura corporativa asertiva, que permita monitorear los costos de forma constante y cercana es fundamental.

La misma permitirá canalizar capitales de la mejor manera para satisfacer las nuevas necesidades de la empresa sin comprometer (a largo plazo) sus objetivos estratégicos.

2. Actualice sus procesos

Esta práctica siempre cuesta pues los procesos se establecen casi en forma silvestre en nuestras organizaciones. Parecen tener vida propia.

Trate de generar una “cultura consciente” que combata esto incorporando procesos de continuidad del negocio y actualizándolos periódicamente para que no pierdan su objetivo y se sacralicen.

3. Mantenga su competitividad

Esto se logra manteniendo la ventaja competitiva de sus organización al recordar, por ejemplo, que el control de os costos no puede llevarse al punto de no contar con el talento necesario para funcionar eficientemente para lograr los objetivos.

Una perspectiva más amplia y creativa, con un mejor uso de la tecnología en el largo plazo tiene como resultado reducciones estratégicas sin afectar a la competitividad.