1

Megaoperadora Argentina de Telecom y Cablevisión deberá reducirse

Es decir, la fusión entre Cablevisión y Telecom Argentina no está descartada pero la nueva empresa no puede “nacer” con dominio de mercado.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Puede que para las empresas proponentes no resulte “sexy” desprenderse de una parte de la operación: querían tener la más grande.

No obstante, habrá que esperar el dictamen oficial pues, hasta ahora, estas son precisiones que e han hecho a la agencia Reuters fuentes vinculadas al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

Según las fuentes, es probable que el ministerio de Comunicaciones Argentina demande como condición de la fusión que ambas empresas se desprendan de parte de si espectro radioeléctrico para que la empresa resultante luego de la fusión entre Cablevisión y Telecom Argentina no exceda el límite formativo.

De hecho, la fuente de Reuters (que prefirió reservarse su identidad) señala que ya ambas organizaciones exceden (por poco) los 140 megahertz que puede tener una empresa con respecto al espectro.

De hecho, el reporte señala que en las próximas semanas podría ocurrir un revisión de la normativa que llevará el tope del rango entre los 160 y 180 megahertz.

Buenas y malas noticias

Esto es una buena noticia para la fusión. La mala es que, aunque tal extensión sea aprobada la megaoperadora resultante de combinar el espectro actual de Telecom Argentina y Cablevisión tendría 220 megahertz.

Visto así, desde ya las empresas deberían ir elaborado un programa para desprenderse del excedente pues es probable que está condición sea demandada para aprobar la fusión.

Que ya se esté discutiendo esto a horas del anuncio de intensión apunta a que la posible fusión será revisada exhaustivamente por el organismos regulador de las telecomunicaciones.

El actual gobierno de Argentina ha destacado desde sus inicios la necesidad de inversiones que fortalezcan la infraestructura pero, especialmente, con miras a brindar un mejor servicio a los usuarios.

Telecom Argentina y Cablevisión deberían preparar una “narrativa” que apuntará más a los beneficios de su fusión que a su tamaño. Los tiempos cambian.