1

2017, el año del ransomware móvil

Las cifras actuales han superado las récord de 2016 en cuanto a ransomware móvil con un total de 2.581.026 usuarios afectados en todo el mundo.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Aunque parece que aún está en discusión si el 2017 ha sido el peor año en los que respecta a PCs y ransomware, lo cierto es que no hay duda en cuanto a ransomware y smartphone: el número de usuarios afectados creció un 11,4%.

¿Qué significa esto? En pocas palabras que los equipos conectados a internet en su empresa no son las únicas puertas para un ataque.

Esa parece una de las primeras conclusiones de más reciente informe de Kaspersky Lab en cuanto a ransomware se refiere.

Las cifras de la firma para el primer trimestre de 2017 señala que hubo un incremento de 3,5 veces el número de ataques a móviles comparado con el mismo período del año pasado, alcanzando el aterrador número de 218.625.

Uno diría que no hubo tiempo para que hubiesen tantos pues este número supera – largamente – los 2.000 ataques por día.

Visto así, no sorprende que el número total de usuarios que se vieron afectados por ransomware entre abril de 2016 y marzo de 2017 creciera en 11,4% comparado con los 12 meses anteriores, pasando de 2.315.931 a 2.581.026 en todo el mundo.

¿Vuelta a CYOD?

Con una amenaza de este a tamaño, resulta claro por qué algunas grandes empresas (inclusive periodísticas) prefieren mantener los dispositivos corporativos, al menos en algunos segmentos del personal.

De esta manera, intentan restarle incentivos a que se utilicen los smartphones para asuntos personales y de trabajo, tratando de frenar de esta forma los correos infectados.

¿Correos? Sí. Pese a la experiencia de WannaCry, todavía se considera que el phishing es el vector más importante del ransomware, tanto en PCs como en móviles.

Sean estas u otras medidas, es importante que su empresa decía como va a manejar esto ya que los números de Kaspersky son claros: el ransomware móvil no perdona ni a los países desarrollados.

De hecho, en el período 2015-2016, Alemania fue el país más afectado por este tipo de ataques (23%) para ser destronado en 2017 por Estados Unidos (19%), seguido de Canadá (18,7%), Alemania (15,6%) y Reino Unido (13,4%).

Dicho de otra manera: no se salva nadie. Así que haga su backup y fije políticas ante de que sea tarde.