1

El santo grial de la transformación digital: el CIO 4.0

La transformación digital, y la IV Revolución Industrial que protagonizan las tecnologías emergentes requiere de una reconversión: el CIO 4.0.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

En un momento de transición generacional en que las empresas tienen tanta tecnología y software “legado” que no pueden arriesgarse a traer a alguien joven que presenta, simplemente, hacer borrón y cuenta nueva, el CIO tiene el reto de reinventarse: rápido y profundamente.

No puede ser de otra forma. Los presupuestos tecnológicos cambiantes, los viejos hábitos de TI y las nuevas guerras territoriales tienen a muchos CIO atrapados en una esquina.

Algunos, incluso, en una posición aún peor pues, a medida que la transformación digital amenaza con alterar todo lo que pensábamos que sabíamos acerca de los negocios, la C-suite se llena de geeks y las empresas que intentan perdurar buscan respuestas en la tecnología, pero no necesariamente en la oficina del CIO, como ocurría (invariablemente) hasta hace CINCO (05) años.

La razón para ello parece ser que la tecnología y las mismas empresas han cambiado más y más rápidamente que su CIO, el cual pareciera ser – en muchos casos – más “conservador” que “innovador”.

La necesidad de convertir los datos de los clientes en oro ha llevado al surgimiento de ejecutivos expertos en tecnología con títulos como director digital, oficial de experiencia, oficial de tecnología de marketing, oficial analítico y similares.

¿Cambio de cargo? No: de hábito

Es un problema complejo: no basta con ascender de alguien más joven o crear estructuras paralelas “orientadas” a la transformación digital. Más que de títulos, se trata de trabajo. Pero, también, de dinero y poder: el presupuesto medio de los directores de marketing para la tecnología está aproximadamente a la par con los CIO.

Y, según Gartner, es probable que, incluso, logre superarlo en los próximos años si el CIO no cambia el norte hacia el negocio y la innovación y/o adaptación.

La influencia de los CMO en las decisiones de TI es cada vez mayor. Eso es porque la demanda de datos y análisis como base para cada actividad de marketing está aumentando más y más”, señala el director de marketing de Finastra, una compañía global de tecnología de servicios financieros, Martin Häring.

Algo de esto también se puede atribuir a la falta de innovación proveniente de la oficina de CIOs. Es una conducta “zombie” que está mermando la autoridad de una posición absolutamente válida sólo porque sus titulares no pueden asumir internamente que la transformación digital empieza en ellos.

Para Gartner, si los CIOs de la vieja escuela se aferran a una actitud de la empresa de TI como de costumbre, se arriesgan a convertirse en ciudadanos de segunda clase en la suite ejecutiva, responsables de mantener las luces encendidas y los servidores tarareando pero no involucrados en las decisiones clave que impulsan al negocio.

Así que, decida, ¿Usted es un zombie o está en proceso de reconversión para ser un CIO 4.0? Y, por favor, decídalo rápido: la tecnología cambia todos los días.