1

Movistar y Claro deberán cancelar importante multa en Colombia: MinTIC

Por órdenes de un tribunal en Colombia, las teleoperadoras Claro y Movistar deberán restituir US$ 1.600 millones al Estado colombiano.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Sin duda es sólo el primer round de una escabrosa batalla legal pero, de momento, el el Ministerio de Tecnología y Comunicaciones (MinTIC) de Colombia ha cantado “¡Victoria!”.

No es para menos. Según un comunicado emitido desde el MinTIC, el arbitraje que llevaba a cabo un tribunal colombiano en la Cámara de Comercio determinó que ambas empresas deberán indemnizar al Estado colombiano por el uso desde 1994 de bienes públicos.

El comunicado oficial señala que la compensación total que deberá ser retribuida alcanza unos US$ 1.6000 millones (COL$ 4,8 billones) correspondientes a;

“Los bienes, elementos, equipos e infraestructura necesarios para la prestación del servicio concesionado a la fecha de finalización de los contratos en noviembre de 2013″, según expresa el comunicado oficial y ha ratificado el titular del ministerio, David Luna, en sus primeras declaraciones.

Rumbo a la apelación

Un reporte del ministerio a la agencia AFP señala que ambas empresas deberán cancelar los siguientes montos:

  • Movistar (Telefónica): US$ 529 millones (COL$ 1,6 billones.
  • Claro (América Móvil): US$ 1.026 millones (COL$ 1,6 billones).

¿Por qué? Porque una ley de 1998 establece que “pactar con cualquier empresa un contrato de concesión, esta debe indemnizar al Estado por el uso de sus bienes”.

No obstante, como la ley es posterior a las concesiones ambas empresas han respondido (cautelosamente) que evalúan las acciones legales que sean pertinentes para responder al resultado de este laudo arbitral. Cabe esperar que ambas operadoras apelarán la retroactividad de la ley como ya lo hace en México la casa matriz de Claro.

También vale la pena recordar que tanto Telefónica como América Móvil tienen posiciones dominantes en sus mercados de origen (España y México, respectivamente) por lo que el colombiano seria un nuevo frente de sus interminables batallas con organismos reguladores.