1

Exportación de servicios TI, claves y desafíos para Chile

El mercado chileno es muy pequeño. Se hace urgente sondear nuevos horizontes. Lideramos otras exportaciones a nivel global, ¿por qué no servicios TI?

Por Álex Lagos
Gerente Comercial de Tecnova

Uno de los nuevos focos para diversificar la oferta exportadora actual es el área de los servicios de tecnologías de la información (TI).

Al respecto, el Estado ha planteado la necesidad de abrirse a nuevos sectores y, para ello, ha puesto diversas herramientas e instancias de apoyo como son:
• Los subsidios de Corfo;
• Las actividades de ProChile y;
• El apoyo a las misiones lideradas por asociaciones que agrupan a las empresas de la industria TI local.

No obstante, aún queda camino por recorrer en ese plano, sobre todo en lo que tiene que ver con los recursos los cuales, en la mayoría de los casos, han sido diseñados para otros sectores muy distintos al de las empresas de TI.

Si queremos exportar servicios y tecnología, es momento de mejorar ese apoyo, tanto en recursos como en infraestructura y acompañamiento: adecuarlos a las necesidades de las empresas TI.

El reto de traspasar las fronteras

Por otra parte, una cosa es lograr una aproximación al sondear nuevos mercados y otra es:

• Investigar
• Instalarse y
• Comercializar

Una pyme chilena no tiene las mismas dimensiones de una en Estados Unidos – por citar un caso – y se hace necesario no solo ir sino, también:

• Implementar infraestructura
• Contratar personal
• Establecer lazos
• Conocer las leyes…
• … entre mucho más.

Y los costos también son otros. Por todo ello es vital el apoyo que (aunque existe) sin duda, necesita perfeccionarse.

Preparación extra

Por todo ello sería óptimo que pudiera crearse una ayuda en el plano tributario para las compañías nacionales que buscan abrirse mercado fuera de sus fronteras exportando servicios TI.

Así habría más incentivo aún para ser más competitivos y enfrentarse al mundo global. También serían muy bienvenidos subsidios que permitieran contratar mano de obra especializada, entre otras cosas.

Sin duda, herramientas idóneas para cada fase de lo que implica una exportación no tradicional son indispensables para lograr abrirse a nuevos mercados de manera exitosa.

El mercado chileno es muy pequeño y se hace cada vez más urgente sondear nuevos horizontes. Lideramos a nivel global en exportaciones de vino, fruta, salmón, cobre ¿por qué no también en tecnología?

Las condiciones están. Eso sí: el desafío apunta a perfeccionar el apoyo que existe para hacerlo.