1

¿Cómo puede Google acelerar Internet con un algoritmo?

Frente a los requerimientos de mayor velocidad en el desempeño y las redes de Internet, Google intenta acelerar el TCP/IP con un algoritmo.

Por William Peña | PC World en Español

Uno de los “secretos” que suelen “venderse” en la autoayuda para el éxito es que procuremos hacer aquello en lo que somos buenos y que disfrutamos hacer.

Ambas cosas suponen aceptación pero, también una buena carga de energía para adelantar las tareas necesarias para lograr nuestros objetivos. En el caso de Google, el “secreto” de su éxito está en su famoso algoritmo de búsqueda que, además, cambia con cierta frecuencia y regularidad

La empresa ha anunciado que sus ingenieros están trabajando ahora sobre un nuevo algoritmo para acelerar el principal protocolo de transporte para el tráfico en Internet: el TCP.

¿Para qué? Para alcanzar el santo grial de acelerar el tráfico a través del mismo hasta en un 14% lo cual podría evitar casi por completo las construcciones actuales que relentizan las redes.

Según Google, el método que están desarrollando denominado BBR permite medir la forma más rápida de enviar datos a través de diferentes rutas, de manera tal que se pueda administrar el tráfico en una forma más eficiente frente a las rutas congestionadas.

El tráfico como prioridad

Y es que el lograr que la información fluya por las distintas rutas sin “atascos” se está convirtiendo en un tópico de extremo interés por lo que redes y tráficos están subiendo en la escalas de urgencias por atender.

Pero, ¿puede un algoritmo modificar realmente las condiciones? Google muestra las mejoras en YouTube (4% en promedio y hasta 14% en algunos país) como primera prueba luego de incorporar su BBR a la Google Cloud Platform.

Cabe recordar que el TCP fue desarrollado en la década de 1970 como parte de la suite de protocolos TCP / IP para dar formato a los datos en paquetes para su transmisión a través de Internet. Los investigadores del IETF (Internet Engineering Task Force) estiman que más del 90% del tráfico IP se transmite a través de TCP.

BBR estima constantemente el rendimiento y el tiempo de tráfico de ida y vuelta a través de múltiples rutas, por lo que sabe cuánto tiempo se tardará en recorrer la red si la envía a una determinada velocidad. Al hacerlo, BBR envía tráfico a una velocidad que la red puede manejar. Esto es más efectivo que los controles de congestión TCP originales.

BBR también es compatible con un protocolo de transporte alternativo, conexiones rápidas de Internet UDP (QUIC), ideado por Google y que está siendo considerado para la estandarización por el IETF.