1

Si tiene dudas sobre los BA opte por el Gerente de Producto

Va a depender del tamaño de su departamento de TI pero, ya sea BA o Gerente de Producto, alguien tiene que pensar por el cliente.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Siempre es interesante ver cómo algunos cargos “evolucionan” dentro del mundo empresarial.

Recién hablábamos de los Analistas de Negocio (BA, por sus siglas en inglés) denominación que, a todas luces, es más familiar para las áreas administrativas que para TI.

Pero eso está cambiando. A veces (muy) lentamente. Pero, frente al reto de que toda el área se vincule más con negocios para mejorar tecnológicamente los productos de nuestra organización, algunos CIO optan por crear estas “posiciones puentes” que faciliten los procesos.

Si ese es su método, puede que un Analista o Gerente de Producto (PA y PM, respectivamente por sus siglas en inglés), le resulte más familiar.

Después de todo, esta posición tiene mucho tiempo existiendo en las áreas de ingeniería de la industria automotriz así que es más fácil entender su procedencia y su valor tanto técnico como comercial.

Evolucionar o extinguirse

Si su empresa no produce software y usted se está preguntando por qué insistimos con un Analista de Negocios o Producto para su departamento, puede creernos: usted tiene un problema y esta podría ser una buena solución.

¿Por qué? Porque significa que el departamento a su cargo no está realizando la transición de cómo TI puede contribuir a mejorar el desempeño del negocio, contribuyendo con mejores productos o a mejorar la experiencia del cliente.

Si cree que Marketing debe hacerse cargo, puede ser que lo consiga y que la posición del CIO deje de formar parte del directorio para ser el equivalente al Gerente de Producto en un mega departamento de Marketing.

No hay términos medios: llevar a cabo la transformación digital de las empresas supone que se convierta de alguna manera en una empresa digital, ya sea incorporando la tecnología a sus productos o servicios.

Los departamentos de TI de las empresas se están moviendo más del desarrollo de una metodología de cascada clásica donde los BAs recogen los requisitos de los usuarios por adelantado y luego los entregan a desarrolladores, a procesos de desarrollo más iterativos y continuos, siguiendo metodologías agile y DevOps.

Transición andando

Sea cual sea el nombre que su organización este usando para estas posiciones, cambios como los ya señalados están llevando a algunas empresa a ampliar las responsabilidades de sus BA para que se hagan cargo de reunir y presentar con éxito los requisitos de los usuarios y servir de enlace entre las unidades de negocio y de TI, así como la adopción con éxito de nuevas aplicaciones de software.

Por ello, muchas organizaciones miden a sus BAs no en el número de requisitos que identificaron sino en cuán bien satisfacen las necesidades de los usuarios, ya sea:

  • Que el nuevo software satisfaga las necesidades del negocio;
  • O qué tan bien se está utilizando el software.

Esto es lo que el vicepresidente y analista principal de la consultora y empresa de investigación Forrester Research, Jeffrey Hammond, denomina como Satisfacción con la solicitud.

“Esas son las cosas en las que usted mide un gerente de producto, así que vemos que las organizaciones adoptan este título”, destacó.

Pensar fuera de la caja

No obstante, Hammond reconoce que estas funciones tiende a ocurrir más frecuentemente cuando una posición tipo BA se encuentra dentro de una unidad de negocio digital en lugar de dentro del departamento de TI.

A los departamentos de tecnologías les está costando realizar este cambio de sintonía.

Para el experto de Forrester, dejar a atrás a los BA o analistas de sistemas y avanzar hacia el PM es la decisión correcta.

“El Gerente de producto también es responsable de conseguir funcionalidad adecuada y satisfacer las demandas del cliente para mayor comodidad, por lo que hay un mayor sentido de la responsabilidad para la toma de decisiones funcionales. No basta tomar a un analista y decir que es un gerente”, afirmó.

Y así es: lo que esa posición produce esta expuesto al escrutinio (y la critica) de todos. Por ello es un buen mecanismo de transición en estos tiempos de cambio radical.