1

¿Podrán las criptomonedas esquivar la tormenta que sopla del Este?

La prohibición del gobierno chino de recaudar fondos para empresas utilizando criptomonedas podría ser el momento de explosión de esta burbuja.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Seguramente ya lo hemos dicho antes pero, no está de más recordarlo: si usted es un CFO, el bitcoin y otras criptomonedas no son el mejor mecanismo para tener “reservas” semilíquidas confiables que mantengan (y mejoren) el valor de su inversión.

No: deben ser una PRECAUCIÓN en caso de ransomware o alguna otra condición (indeseada) de seguridad. Si bien insistimos en que la mejor posición que puede tener un CIO frente a estos ataques es NO pagar, puede que el CEO y otros directores (¿CMO?) no estén de acuerdo y, entonces, no está de más tener una reserva de lo que se nos haya aconsejado mantener, especialmente porque la volatilidad de este mercado indica que lo compremos no es sus momentos de “exaltación” sino en aquellas temporadas en que estos mercados lucen racionales.

Por ejemplo, ahora puede ser un buen momento aunque quizás debería esperar a ver si baja un poco más en la semana. Luego de meses en alza, el gobierno de China decidió que no estaba entendiendo lo que ocurría en este mercado y que, mejor, “exhortaba” a sus ciudadanos empresariales a salir del mismo lo más pronto posible,

Y no nos referimos exactamente al Bitcoin: según un reporte de la agencia Reuters, el Banco de China ha prohibido desde ayer lunes la práctica de recaudar fondos a través de la emisión de divisas digitales, en una ofensiva contra las denominadas ofertas iniciales de monedas (ICO, por sus siglas en inglés) que han estado en alza en el país desde comienzos de 2017 y durante todo el año.

Pero, en el caso del gigante asiático (curioso) la criptomoneda más afectada no es precisamente el bitcoin.

¿Shock pasajero o tiempo de reflexión?

Por el contrario y hasta ahora, la criptomoneda más afecta por la decisión de las autoridades chinas es el Ethereum pues era la que se utilizaba en el referido mercado ICO y, según Reuters, su cotización en el mundo ha caído un 20% mientras que el Bitcoin ha visto una caída sólo del 8%.

Cabe destacar, sin embargo, que esta es la primera gran caída del Bitcoin en – al menos – dos meses y podría indicar que los mecanismos e incentivos de impulso comienzan desaparecer. Y esto es especialmente cierto si, como destaca la agencia, no es sólo el gobierno chino el que se siente “amenazado” por el muy desregulado mercado de las criptomonedas que podría llevar a la ruina a muchos osados que crean que es un mercado de “valores” con una red de seguridad. Eso no es cierto.

De hecho, para los analistas la actual caída, más que una reacción a la medida china es parte de una toma de ganancias de quienes anticipan que se acabó la fiesta. Al menos en el caso del Ethereum.

Ya la SEC estadounidense y autoridades regulatorias de los mercados de valores de Singapur y Canadá han mostrado preocupaciones similares a las del Banco de China. Esto hace pensar que el auge en Japón y en algunos países de América Latina (Venezuela, Colombia) no serán suficientes para mantener la escalada.

Así que, si fue de los apostadores no es momento de entrar en pánico porque podría perder plata. Respire profundo. Quizás la crisis en Corea del Norte le devuelva las expectativas de ganancia.