1

¿Pagos sin contacto? MasterCard y Fitbit lo tienen

Puede que el entusiasmo por los wearables haya decaído, pero el que nuestros pagos con MasterCard sean cada vez más sencillos no se detiene por eso.

Por William Peña | Vía PC World en Español

Una alianza, en general, debe suponer una relación ganar-gnar. Justo en el momento en que parece que el mercado de wearables no crece lo suficiente para ser interesante, MasterCard y Fitbit llegan a un acuerdo que le da al líder de bandas un segundo aire.

¿Por qué? Porque aunque sean los usuarios tradicionales de este tipo dispositivo podrían tener el incentivo de renovarlo gracias a que el Fitbit’s Ionic smartwatch viene dotado con tecnología de MasterCard para pagos sin contacto (contactless).

Y, si bien este modelo aún no está por mercado, esta nueva capacidad constituye un as bajo la manga de Fitbit para su lanzamiento a finales de año. Podría ser una muy Feliz Navidad.

Así, quienes porten el Fitbit Ionic podrán agregar tarjetas elegibles y realizar pagos inclusive desde finales de 2017, transformándolo en un regalo digno de agradecer, incluso para quienes no son usuarios “habituales” de este tipo de dispositivo.

Sin duda, una decisión casi más inteligente que el propio smartwatch

Prueba de concepto

¿Y MasterCard? Las ventajas para Fitbit – ya hemos visto – son muy claras pero no resultan tan evidentes para la otra cara de la alianza.

No obstante, la empresa tiene ya algún tiempo puliendo y probando sus alterativas de pago con miras a una masiva IoT en el futuro y los usuarios de Fitbit puede constituir una población de prueba estupenda para ver los pros y contras del concepto en vivo y en directo.

Además, como el dispositivo es bastante popular en Estados Unidos, es la prueba de validación perfecta en un mercado que tiene suficientes terminales para pagos contactless que permitan hacer los ajustes técnicos y/o tecnológicos necesarios.

Al realizar una compra, la cartera digital del usuario envía el token al comerciante, que lo envía a la red Mastercard para su autorización. Mastercard envía el número de la tarjeta al emisor de la tarjeta. Una vez que el emisor recibe la solicitud, procesa y autoriza el pago de la forma habitual.

Mediante la adición de la capacidad de pago a Fitbit Ionic, Mastercard se asegura de que todo el mundo, en todas partes tiene la capacidad de hacer y recibir pagos seguros utilizando cualquier dispositivo conectado a través de una serie de diferentes verticales como wearables o autos conectados.