1

Estas 3 autopercepciones (falsas) que el CIO no reconoce

No sólo el autoengaño es la kriptonita de los CIO: el no poder encarar creativamente las autopercepciones falsas también es un problema.

Por: Bob Lewis
Cio.com

Ya lo dijimos: ningún CIO está libre de su talón de Aquiles. Sólo que suele no ser un lugar sino una elección.

Tal vez dos: el autoengaño y la negación.

Pero no sólo optar prioridades equivocadas, tomar las decisiones equivocadas y perseguir los objetivos constituyen la ruta al desastre de algunos CIOs que persisten en la evasión.

En esa misma línea evasiva, aquí hay otras tres situaciones comunes en las que los CIOs no encaran la verdad y se la niegan a sí mismos.

Autopercepción falsa de CIO # 1: Tenemos una cultura de servicio al cliente

Escucha esas risitas que vienen de la ayuda … lo siento, ¿Helpdesk?

Ese es el personal de su mesa de servicio que negocia historias de usuarios estúpidos y no los ingredientes de una cultura de servicio al cliente.

Uno de ellos bueno para empezar seria el respeto.

No importa porque, si tienen una cultura de servicio al cliente, significa que su CIO piensa que el resto del negocio es su cliente.

Muy mala idea. Conduce a conceptos mal ajustadas como las devoluciones de cargo – una gran oportunidad para perder el tiempo, energía y la confianza de discutir sobre el proyecto normativo de TI.

Si no está completamente claro por qué la “cultura de servicio al cliente” es la idea equivocada, vea qué sucede cuando elimina la palabra “cliente”.

Los CIOs deben fomentar una cultura de servicios en TI.

¿Cómo pueden saber si tienen una o no? Si siguen escuchando historias de usuarios estúpidos, no tienen ninguna.

Autopercepción falsa de CIO # 2: Nuestra seguridad de la información es lo justo

Demasiado a menudo, cuando hay una lista de verificación, comprobar las casillas se convierte en el punto de todo en lugar de la lista de verificación que se utiliza como una forma de seguir las pistas.

La seguridad de la información está sujeta al mismo desafío, especialmente cuando hay una certificación de cumplimiento adjunta.

PCI, el estándar de seguridad de la industria de tarjetas de pago, es algo que se nos viene a la mente.
Target perdió 40 millones de registros de clientes en 2013 a pesar de su cumplimiento con PCI. Y está lejos de ser la única pérdida de datos de empresas que había pasado algún tipo de evaluación de ciberseguridad.

Si un CIO piensa que la seguridad de la información está en lo justo, probablemente esté equivocado.

Incluso los CIOs que más se preocupan de su seguridad de la información podrían tener algunos agujeros que pueden resolverse en forma decente.

Autopercepción falsa de CIO # 3. Nuestros procesos de gestión de TI aseguran que sólo emprendamos proyectos de alto valor comercial

Vamos a volver a la cosa de alineación de todo con el negocio de nuevo… y las risitas a sus espaldas.

Se supone que la gobernanza de TI se asegura de que sólo se financien los proyectos de mayor valor.

Y, sin embargo, no importa cuán bien elaborado este el proceso, todavía es implementado por el mismo elenco de personajes que no están “alineados” entre sí en primer lugar.

Así que, además de estimar el valor de cada proyecto para el negocio hay comercio de caballos y puro rencor involucrados en el conjunto final de las decisiones que se toman.

Añada a eso otro detalle molesto: los proyectos cuyo beneficio es la reducción de costos tendrán precedencia sobre los proyectos cuyo beneficio es el aumento de los ingresos.

¿Por qué? Porque la reducción de costos está dentro del control de la empresa. Si todo va según lo planeado, los costos bajarán.

Pero el aumento de los ingresos requiere que los clientes hagan lo que queremos que hagan.

A menudo, no lo hacen. No puedes dominarlos. Tienes que persuadirlos.

Para terminar y, como ya les dijimos en alguna otra parte, la lección final de todo esto es que, mientras más seguro se sienta de cualquier cosa, más equivocado estará.

Como CIO haga la prueba: ¿Por qué está tan seguro de cualquiera de estos temas? Sea valiente: encare las risitas.