1

Asistentes de voz: Cuéntame, ¿tu marca ya aprendió a hablar?

Desde la invención de los smartphones, no se había producido una disrupción tecnológica con mayor impacto social que la llegada de los asistentes digitales de voz.

 Por: Alessander Firmino, Director general de Criteo para América Latina y Brasil

Lo que antes era un sueño, ahora es una realidad. Y es que hoy, gracias a los asistentes de voz, puede llegar a casa después de un largo día de trabajo y ser recibido con las principales noticias del día, en alto y con buen sonido. Además, puede recibir una sugerencia para que vaya a tomar un baño relajante mientras está pidiendo la cena en su restaurante favorito, el cual no disfruta desde hace algún tiempo. Al terminar la cena, el asistente de voz puede recordarle que aún no ha pagado la cuenta de su tarjeta de crédito y le pide autorización para conversar con el banco virtual para cancelar la factura. Antes de dormir, tal vez quiera escuchar algo de música relajante o ver una película, así que podrá pedirle sugerencias al dispositivo, el cual conoce su género preferido y puede buscar las últimas novedades en Spotify o Netflix.

Alessander Firmino, Director general de Criteo para América Latina y Brasil.

Sí, estimado lector, su vida nunca más será la misma después de llevar a casa a su primer asistente de voz, también conocidos como voice assistant, un gadget que los expertos en branding apuntan como el nuevo gran cambio desde la invención del Smartphone. Como se sabe, en la disputa por la voz, las mayores empresas tecnológicas de Silicon Valley ya se encuentran en la batalla por hacerse con este mercado. Entre ellas, destacan Amazon con Echo, Alphabet con Google Home, Microsoft con Cortana, Samsung con Bixby y Apple con HomePod.

Pero ¿sabe por qué estos gigantes quieren “escucharle”? La respuesta es simple. Con miles de aplicaciones disponibles, los equipos comandados por voz se están convirtiendo rápidamente en la primera opción de los usuarios para acceder a Internet y a servicios en la nube, ya sea para saber la previsión del tiempo, hacer compras, buscar información en un buscador o automatizar la casa, entre otros numerosos recursos.

Según un estudio de eMarketer, el crecimiento en el uso de estos equipos entre los estadounidenses será del 130% este año, mientras que Amazon lidera el mercado con el 70,6% de los asistentes usados ​​al menos una vez al mes, seguido por Google con el 23,8%.

Business Intelligence, la publicación de investigación de Business Insider, destaca en otro estudio que el 51% de los encuestados de entre 14 y 17 años ya utilizan o empezaron a utilizar recientemente un asistente de voz. El estudio también revela que un 38% de entre 18 y 34 años ya lo está haciendo, a lo que se suma un 27% de usuarios de entre 25 y 55 años y un 15% entre los más de 55 años.

Por esa razón, muchos profesionales del mercadeo están enfocando su radar en este nuevo canal. En una encuesta realizada por Criteo con 100 ejecutivos, el 57% destacó que en los próximos dos años podrían trabajar con asistentes de voz como Alexa (Amazon), Siri (Apple) o Cortana (Microsoft). En esa misma línea, un 55% reveló que podría trabajar con equipos domésticos accionados por voz, como Amazon Echo y Google Home.

Y es que, con el crecimiento de los asistentes de voz, se presenta un nuevo desafío para las marcas: ¿cómo hacerse oír sin ser intrusivo? Si la búsqueda se realiza en el cuadro de texto de Google, el consumidor puede recibir la sugerencia de miles de enlaces pero, ¿y si prefiere buscar hablar en lugar de teclear? La respuesta necesitará ser mucho más asertiva y objetiva.

¿De qué modo, entonces, es posible establecer una conversación con los consumidores que cree compromiso, ayude a generar negocio y se acabe traduciendo en un crecimiento de ventas? ¿Qué estrategias de marketing de resultados y retargeting debería adoptar para que mi anuncio se vea como una oferta irresistible y ganadora y no sea entendido como algo molesto que está zumbando los oídos del consumidor?

De acuerdo con un analista de Atlantis Capital, “cuanto más se utilicen los asistentes de para comprar, investigar y hacer transacciones, mayores serán las posibilidades de que los consumidores sean agnósticos a las marcas y acepten lo que Alexa sugiera por un buen precio”. Por eso, conseguir llamar la atención en medio de tanto bullicio requerirá realizar inversiones en sistemas de inteligencia artificial y algoritmos que consigan asimilar e interpretar los deseos expresados ​​por las voces de los consumidores, y así ofrecer productos en el momento oportuno, con las características esperadas y a un precio competitivo.

En este contexto, es preciso conocer el concepto de comercio conversacional. ¿Ha oído hablar de él? Como toda tendencia tecnológica, las ventas cerradas por voz a partir de una conversación entre un consumidor y una máquina se convertirán en una realidad dominante en muy poco tiempo. En el auto, en casa, en la calle o en el trabajo, la gente ya ha descubierto la comodidad de utilizar sus dispositivos con la voz en lugar de tener que escribir nada.

Pero ¿cuál es el impacto que tendrá en el comercio? Cuanto menos, alarmante. EMarketer también informa que el 21,7% de los consumidores de entre 18 y 34 años hizo menos compras a través de páginas web después de que comenzaran a usar un asistente virtual, y el 11,2% realizó más transacciones a través de los asistentes. En este nuevo escenario, su negocio, sea cual sea, tendrá que adaptarse rápidamente a los nuevos tiempos de una sociedad conectada que proporciona cada vez más “voz” al consumidor. Más que nunca, ahora es él quien manda (y no pide).

En esta pelea no ganará quien grite más alto, sino quien mejor entienda al consumidor.  Por eso, es bueno que comience a enseñar a su marca a hablar.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.