1

Futuro Digital, esa realidad que apenas podemos anticipar

Gobiernos, empresarios y academia deben asumir que, de la estrategia que en la actualidad diseñemos dependerá nuestro futuro digital.

Por: Diego González
Gerente General de Defontana

De acuerdo al último informe global de Internet elaborado por ISOC “Paths to our Digital Future”, la Internet del futuro nos depara importantes retos y oportunidades.

Entre ellos están significativos avances como la Inteligencia Artificial (IA) e Internet de las Cosas (IoT), tecnologías que (a la par) podrían transformar nuestra sociedad en una similar a la de Orwell: una vigilada de manera permanente.

Más aún, la cada vez más creciente preocupación por la seguridad podría influenciar en una paulatina y permanente reducción de la libertad y los derechos personales.

No obstante, es indiscutible que Internet ha sido una revolución transversal en la forma en que:

  • Nos comunicamos
  • Trabajamos y;
  • Socializamos.

Además, resulta evidente que Internet nos ha entregado la posibilidad de usar la tecnología para mejorar nuestras vidas en todos los ámbitos.

Pero para que ello siga por esa senda es vital tomar buenas decisiones ahora, pues de la estrategia que en la actualidad diseñemos dependerá nuestro futuro digital.

Mundo SyFy

Así, si queremos:

  • Un mejor transporte público;
  • Un sistema moderno y expedito de atención y gestión;
  • Un aire limpio;
  • Compañías productivas y eficientes, capaces de competir a nivel global
  • … entre otros desafíos.

Para todo esto (y más) es necesario tener una visión innovadora de largo plazo, transversal sobre los diversos ámbitos de la sociedad.

Una visión en la cual Internet y las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC’s), sean el eje central; donde las ideas, las buenas prácticas y la ejecución de ellas se lleven a cabo en conjunto entre el Estado, la empresa privada y la academia.

Son esos tres estamentos los que deben aunar esfuerzos en conjunto y comprender que el futuro digital está en nuestras manos.

Pero depende de:

  • Los proyectos;
  • Las decisiones;
  • De las inversiones que hoy emprendamos.

Estamos ad portas de una nueva elección de gobierno: los presidenciables positivamente tuvieron ya un debate acerca del desarrollo de la ciencia y tecnología en Chile y su aporte para el desarrollo nacional.

Quizás, aún falta una estrategia a nivel país más sólida en ese ámbito. Pero las bases están y tenemos que seguir trabajando en conjunto para que nuestro futuro digital sea muy auspicioso.