1

¿Está América Latina lista para las redes cognitivas?

Tenemos un largo camino para llegar a redes cognitivas pero con las SDN/NFV y la adopción de modelos de capacidad definida por software(SDC) nos acerca.

Por Andrés Madero
Director, Service Provider Architecture de Infinera

El 2017 sin duda ha sido un año de muchos cambios para América Latina. La mayoría de los proveedores de servicio de telecomunicaciones se esfuerzan en buscar diferenciadores en una región que se encuentra en constante proceso de globalización.

Algunos operadores encuentran su diferenciador en la agilidad de aprovisionar servicios; otros en reducir el costo total de tenencia (TCO – Total Cost Ownership).

Es importante recalcar que el gasto de explotación (OPEX o Operating Expense) se ha tornado uno de los grandes factores influyentes que marcan el diferenciador entre los servicios de los operadores.

Las redes cognitivas abren un horizonte de posibilidades para operadores que buscan diferenciar sus servicios en el mercado, agilizando sus servicios e incorporando nuevos modelos económicos para competir en la región.

¿Qué son?

El futuro de las redes de transporte de información se apoyará en redes cognitivas las cuales se forman de 5 pilares principales:

1. Herramientas avanzadas de analítica
2. Aprendizaje de Máquina
3. Redes Autónomas
4. Redes Predictivas
5. Redes Prescriptivas

Este tipo de redes usara las herramientas analíticas y el aprendizaje de máquina para conocer el estado real de la red.

También automatizara las tareas rutinarias que, normalmente, necesitarían intervención humana brindando autonomía a su operación y manutención.

Además, predicen los problemas que puedan ocurrir y prescribe posibles soluciones para optimizar las rutas de transporte o mitigar los riesgos.

Una red cognitiva junta estos cinco pilares en un sistema coherente que le permite a la red aprender con el tiempo acerca de sus componentes y cómo reaccionar proactivamente a posibles cambios.

¿Dónde estamos?

El primer paso para llegar a redes cognitivas es asegurarse que las redes de transporte sean flexibles y dinámicas. Hasta la fecha muchas de las redes de transporte óptico en América Latina son estáticas y rígidas.

Quizás el paso fundamental para conseguir dinamismo es la adopción de modelos de capacidad definida por software (Software Defined Capacity – SDC).

La capacidad definida por software es la característica que le permite a los usuarios utilizar la capacidad de la red como un recurso flexible y moldeable.

Esta tecnología habilita que el ancho de banda se pueda adquirir on demand, pueda moverse a donde más se necesite y, adicionalmente, reduce el proceso de planeación de red de meses a minutos.

Infinera ha sido pionero en definir modelos de consumo flexible para la capa fotónica. En el 2012 introdujo al mercado Instant Bandwidth (Ancho de Banda Instantáneo), el cual provee a la industria de la capacidad de consumir ancho de banda prepago junto con la ayuda de su tecnología de integración fotónica.

En el 2017 presenta una nueva forma de automatizar estos modelos de consumo con Instant Network (Redes Instantáneas): esta solución incorpora la habilidad de las redes fotónicas de adoptar modelos de aprovisionamiento automatizados, incorporando Instant Bandwidth como un modelo de consumo de pay-as-you-grow.

Como industria todavía tenemos un largo camino para llegar a redes cognitivas pero con la llegada de SDN/NFV y la adopción de modelos de capacidad definida por software estamos, sin duda, en el comienzo de una transformación significativa hacia una nueva era en las telecomunicaciones.

América Latina esta lista y se encuentra en el proceso de dar los primeros pasos para alcanzar redes cognitivas en el futuro.