1

TI y Transformación Digital: propuestas para la reinvención

Debemos ver de qué manera reinventamos las industrias y conseguimos una marca país. ¿Por qué no en el área de las tecnologías de la información (TI)?

Por Álex Lagos
Gerente comercial de Tecnova

A pesar de que los pronósticos para el 2018 son algo más positivos, en tiempos de estrechez económica, inestabilidad interna o externa, así como de cambios importantes, las empresas optan por la cautela e instauran políticas de austeridad.

Muchas veces reducen al mínimo sus inversiones y se comienzan a preocupar mucho más por los márgenes y la rentabilidad.

Bueno, las compañías deben reinventarse como organización mediante la incorporación de tecnología en sus procesos. Esto es lo que se conoce hoy como transformación digital.

Las tecnologías de la información (TI) son un aporte valioso. No hay que enfocarse en usar per se la tecnología presente en el mercado (Big Data, cloud, Internet de las cosas, movilidad, social business) sino ligarla con los objetivos y estrategias empresariales.

Pero las empresas no pueden solas, necesitan el apoyo de:
• Una infraestructura-país adecuada
• Incentivos tributarios
• Educación y capacitación

Y todo ello tanto para desarrollar dentro del país como para exportar servicios TI.

Sin duda, existen iniciativas importantes para ello, pero el Estado debe pavimentar ese camino, más allá de los gobiernos de turno. De manera permanente.

El gran promotor

El Estado, además, puede ser un ejemplo para otras industrias, mejorando la atención al ciudadano y ser mucho más eficiente en:
• La utilización de presupuesto…
• … liberando recursos a otras áreas más sensibles.

Es necesario que el Estado (independiente de quién esté en La Moneda por los siguientes cuatro años) entienda que no podemos seguir dependiendo de las buenas intenciones, del cobre o del litio. Todos ellos tienen fecha de expiración.

Ahora vemos como auspiciosa el alza del cobre que estuvo tan bajo, pero el problema es que eso es hoy. ¿Qué pasará mañana? No podemos siempre depender del cobre o de otras materias primas.

Debemos ver de qué manera reinventamos las industrias y cómo conseguimos una marca país. ¿Por qué no en el área de los servicios? ¿Por qué no en el área de las tecnologías de la información (TI)?

Ese debe ser el mayor desafío, pero a largo plazo y no solo como slogan de campaña.