1

Songdo, la ciudad sin autos diseñada en Corea del Sur

El gobierno surcoreano ha invertido US$ 35.000 millones en el concepto de Songdo, la ciudad auténticamente ecológica. ¿Funcionará?

Por: Raúl Álvarez
Tomado de Agenda WEF

En esta ciudad no hay camiones de basura: todos los desechos van hacia un complejo sistema de tuberías neumáticas donde al final se clasifican con el objetivo de ser reutilizados como fuente de energía.

Aquí tampoco hay gasolineras ni vehículos de combustión interna. Podría parecer un sueño e incluso la sinopsis de una película, pero es real. Bienvenidos a Songdo.

Songdo es una ciudad que nació como parte de una iniciativa de Corea del Sur y el International Business District (IBD) para buscar una alternativa a la saturada Seúl.

Aquí se trata de dar un giro al desarrollo urbanístico y de paso ser un ejemplo para las ciudades del futuro.

El principal objetivo de Songdo es convertirse en la primera ciudad inteligente y completamente sustentable, donde la principal estrategia para lograr esto es eliminar el uso de autos como medios de transporte.

Bienvenidos a Songdo

Songdo nació como proyecto en el año 2000 y en 2002 arrancó su construcción con un presupuesto inicial de US$ 35.000 millones.

Está ubicada a 65 kilómetros de Seúl a lo largo de un territorio recuperado junto al Mar Amarillo.

Desde un inicio, este proyecto llamó la atención del mundo debido a su particular enfoque, ya que se fijó la meta de emitir al menos 50% menos gases de efecto invernadero comparada con Seúl.

La ciudad tiene el tamaño del centro del Boston (30,5 millones de metros cuadrados) y, al día de hoy ya emite un tercio menos de gases de efecto invernadero si la comparamos con Seúl.

Esto se consiguió en parte porque se determinó que el 40% del área de la ciudad estaría destinada a áreas verdes (el doble de Nueva York).

Más que en NY

El parque más grande de Songdo, ubicado en el centro de la ciudad, está inspirado en Central Park y mide casi 410.000 metros cuadrados.

La planificación de Songdo apostaba por un cambio radical en la construcción y distribución de los componentes urbanísticos, por ello aquí veremos como se le da prioridad al transporte público, como autobuses, metro y bicicletas.

Los autos de combustión interna tienen prohibido circular en la ciudad y sólo se ven algunos cuantos coches eléctricos, ya que el principal medio de transporte es la bicicleta.

Para lograr esto, toda la zona es de uso mixto, es decir, tanto las tiendas como las oficinas, parques, hospitales y colegios están cerca de las zonas residenciales, lo que hace que los habitantes se puedan mover entre casa, trabajo y colegio sólo caminando.

De hecho una de las reglas para las zonas residenciales es que las paradas de autobús o metro estuvieran a máximo 12 minutos a pie.

Adiós al sedentarismo

En el interior de Songdo hay casi 25 kilómetros de carriles bici, los cuales se conectan con un gran circuito de 145 kilómetros que cubre la ciudad.

Al día de hoy hay cerca de 20.000 unidades residenciales habitadas y se estima que hay poco más de 100.000 habitantes, pero se cree que esa cifra se elevará por encima de los 300.000.

Más de 100 edificios cuentan con certificación LEED y se está apuntando a que la mayoría de edificios residenciales cuenten con esta certificación en un futuro.

Los actuales edificios LEED reciclan al menos el 40% del agua que usan y la energía proviene de fuentes renovables, la cual se almacena en sus propias baterías, por lo que el uso de la red de energía eléctrica sólo representa el 20%.

Todo en Songdo está automatizado. En las calles sólo hay:

  • Luces LED de bajo consumo.
  • Paneles solares.
  • Turbinas eólicas.
  • Se recicla el agua y los desechos.

Y todo funciona como reloj suizo. El objetivo es que la ciudad termine de construirse en 2020 y se estima que su tamaño final será de más de 40 millones de metros cuadrados.

¿Así será el futuro? Aún es pronto para saberlo

A pesar de todas estas bondades, Songdo no ha llamado la atención de los habitantes y las compañías, ya que hasta este momento sólo 1.600 empresas cuentan con oficinas en la ciudad, de las cuales sólo 58 son extranjeras.

Uno de los principales argumentos es que todo se sigue centralizando en Seúl, la cual está ubicada a casi dos hora de trayecto.

Por lo anterior, pocas personas han decidido mudarse a Songdo, sobre todo ante la poca actividad comercial y fuentes de empleo, ya que al no haber empresas o gente interesada en invertir en algún negocio local, la ciudad no resulta atractiva para la mayoría de la gente por más tecnología que tenga.

A pesar de esto, el gobierno de Corea está apostando todo por este modelo de ciudad, por lo que han dado incentivos a colegios de prestigio y compañías locales para que se muden a Songdo con tal de despertar el interés de los ciudadanos.

Hasta el momento esto no ha sido suficiente.

Veremos qué sucede en un par de años cuando la ciudad esté terminada.