1

¿Todo bien con la IA? Hillary Clinton tiene serias reservas

No lo mencionó Hillary Clinton en ningún momento. Pero es claro que si el señor Putin piensa que la IA es la llave del futuro, hay que mirarla con cuidado.

Por William Peña | Vía PC World en Español

No puede ser sino tenebroso pensar que el presidente de Rusia esté en carrera para controlar la tecnología emergente que, según él, determinará cuál es la nueva potencia global.

Visto así, es bueno que alguien (que no sea el “admirador” de Putin que actualmente habita la Casa Blanca) se preocupe por pensar en las consecuencia en el corto, mediano y largo plazo.

Los Estados Unidos no están preparados en absoluto para los efectos económicos y sociales de la inteligencia artificial”.

Esta categórica afirmación (indiferente, además, de Putin) es nada más y nada menos que de la ex secretaria de estado de EE. UU, Hillary Clinton, quien considera que esta tecnología eliminará millones de puestos de trabajo por lo que es inconcebible que la misma se aplique sin algún tipo de control. En su opinión, por supuesto.

“El mundo está corriendo como pollo sin cabeza hacia una nueva era que afectará cómo vivimos, pensamos y nos relacionamos con los demás”, dijo.

Responsabilidad vs. Innovación

Clinton aseguró además que grandes personalidades del mundo de la tecnología como Bill Gates, Elon Musk o Stephen Hawking, han avisado de los peligros en torno a la Inteligencia Artificial (IA), lo cual debería bastar para someter las consecuencias a debate.

“Una alarma sonó y no la estamos escuchando y  esta dice que la inteligencia artificial no es nuestra amiga”, reflexionó la exsenadora estadounidense.

Para la – también – excandidata presidencial, hay DOS (02) áreas estrechamente asociadas a la IA que deberían someterse a mayor escrutinio: la vigilancia digital y la automatización de los puestos de trabajo.

¿Qué vamos a hacer cuando tengamos automóviles sin conductor? Parece una gran idea, pero ¿cuántos millones de personas, entre los que se incluyen conductores de camiones, repartidores y taxistas, se quedarán sin empleo? No estamos preparados para ello”, afirmó categóricamente.

Y, en este punto, es indiscutible que tiene razón.

Para leer esta información completa en PC World en Español haga clic aquí