1
 

¿Cómo aplicar el Big Data y Analíticos para aumentar la competitividad?

Actualmente, la información se ha convertido en el alma de cualquier negocio. La digitalización y posterior análisis de los grandes volúmenes de datos con el objetivo de tomar mejores decisiones de negocio, seguirá suponiendo un reto para las organizaciones de América Latina en 2018.

Por: Antonio Catale, director de servicios y soluciones de Ricoh Latinoamérica

El Big Data es un término popular que describe la gran cantidad de datos estructurados y no estructurados que se pueden extraer para obtener información. Hoy en día, a los líderes de las organizaciones les preocupa que el volumen de datos acumulados sea cada vez mayor y les resulta difícil descubrir los más importantes. Cómo detectarlos, analizarlos y almacenarlos de forma eficiente y rápida para obtener ventaja competitiva en el mercado, son los desafíos que hay considerar para este año que recién comienza.

Antonio Catale, director de servicios y soluciones de Ricoh Latinoamérica.

La realidad es que el uso de soluciones de TI aplicadas al Big Data y los analíticos crean nuevas oportunidades de crecimiento, reducción de costos y tiempos, desarrollo de productos y ofertas / servicios optimizados y toma de decisiones empresariales inteligentes.

Las tres V del Big Data

Volumen: varios factores contribuyen al incremento en el volumen de datos. Datos no estructurados recopilados de las redes sociales, datos basados ​​en transacciones, cantidad de sensores, interacción persona a máquina y datos de máquina a máquina. Anteriormente, la cantidad excesiva de datos era un problema de almacenamiento, pero luego la reducción del costo de almacenamiento tiende a plantear otros retos, como la forma de analizar correctamente los datos y cómo determinar los relevantes.

Velocidad: los datos se transmiten a una velocidad excepcional y deben gestionarse de forma conveniente. Las etiquetas, etiquetas RFID, los dispositivos GPS, las cámaras de vigilancia, los sensores, los teléfonos celulares y la medición inteligente están impulsando la necesidad de gestionar los flujos de datos en tiempo real. La respuesta rápida para lidiar con la velocidad de los datos supone un desafío para la mayoría de las organizaciones empresariales.

Variedad: los datos vienen en varios formatos estructurados, semiestructurados y no estructurados. Bases de datos numéricas, documentos de texto, audio, video, correo electrónico, datos basados ​​en transacciones financieras, etc. Administrar, consolidar y gobernar estos datos resulta fundamental.

Al consolidar grandes volúmenes de datos y usar análisis de alto rendimiento, las organizaciones pueden:

  • Identificar las causas principales de fallas, defectos u otros problemas en tiempo real, ahorrando millones de dólares por año.
  • Agilizar las rutas para una gran cantidad de vehículos de entrega de paquetes mientras están fuera.
  • Determinar millones de SKU para enfocar los costos que aumentan los ingresos y liquidan las existencias.
  • Producir experiencias de compra personalizadas en los puntos de venta para los consumidores en el sector retail, según las compras actuales y pasadas del cliente.
  • Enviar sugerencias personalizadas a teléfonos celulares mientras los clientes se encuentran en la zona correcta para aprovechar las ofertas.
  • Recalcular los riesgos de los portafolios en minutos.
  • Usar una herramienta analítica de alta potencia para la minería de la información y detectar posibles comportamientos fraudulentos.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.