1
 

La mitad de los CSOs reconoce haber sufrido ataques a sus datos

Los responsables de proteger las TI se enfrentan a la creciente sofisticación de los adversarios, causantes de ataques cibernéticos cada vez más grandes en tamaño y frecuencia. Asimismo, es alarmante comprobar como muchos atacantes se han infiltrado en las redes corporativas sin ser vistos, según evidencia el último Informe de Inteligencia de Aplicaciones (AIR) de A10 Networks.

Por: Alex Maduro, VP de Ventas para América Latina de A10 Networks

El informe AIR de A10 revela que casi la mitad (47%) de los responsables de TI reconoce que su compañía ha sufrido un episodio de violación de datos al menos una vez, mientras que el 11% desconoce si han sido víctimas o no, según los comentarios de 2.000 responsables de TI en 10 países sobre sus esfuerzos para defender sus redes corporativas, usuarios y aplicaciones contra ataques de ciberseguridad.

Frecuencia de ataques DDoS conocidos y desconocidos

Cuando se trata de ataques DDoS, más de un tercio (38%) confirma que su compañía ha sufrido un ataque al menos una vez en los últimos 12 meses, mientras que otro 9% no lo sabe (si han sido atacados o no).

Cuando se proyecta sobre toda la industria, aparece una tendencia inquietante: casi la mitad de los profesionales de TI reconoce haber sido víctima de un ataque DDoS o desconocerlo. Además, el 44% de los profesionales de TI encuestados espera que los ataques DDoS aumenten durante el próximo año, y el 70% prevé que los ataques cibernéticos generales se incrementen o permanezcan sin cambios.

Estos datos son consistentes con un reciente informe de A10 Networks  en el que se afirma que la empresa media sufre 15 ataques DDoS por año, con un ataque promedio que causa al menos 17 horas de inactividad efectiva, incluyendo ralentizaciones, denegación de acceso al cliente o fallas. La defensa contra estos ataques es también cada vez más complicada, con anchos de banda máximos medios de 30 a 40 Gbps; aunque muchos superan esa marca.

Ransomware: un reinado muy longevo

La diversa variedad de ciberataques también es motivo de preocupación. Cuando se habla de ransomware, casi una cuarta parte (22%) de los responsables de TI afirma que su empresa ha sido víctima al menos una vez, y un cuarto adicional (26%) cree que es probable, aunque en última instancia lo desconoce, que su empresa haya sido víctima.

Esto equivale a casi la mitad de la industria, ya sea que haya sido víctima de ransomware o que no sea consciente de si son vulnerables a un ataque inminente.

La ayuda para los profesionales de TI está en camino

Quizás como una correlación directa con el aumento de estos ataques, la encuesta reveló que el 63% de los profesionales de TI espera que su presupuesto de TI y de seguridad aumente.

Además, un tercio (36%) de los departamentos de TI están buscando incrementar sus equipos de seguridad, ya que la seguridad es la principal prioridad cuando se habla de contratación, seguido por el equipo de aplicaciones, para el que los participantes esperaban ver un aumento del 17% en términos de personal.

Aún así, el optimismo es bastante bajo: el 41% de los líderes de TI se muestra solo un poco optimista sobre su capacidad para detener las amenazas y proteger su empresa.

El informe A10 AIR

La intención de A10 Networks al encargar la investigación de AIR es explorar la interacción de los empleados con las aplicaciones y las crecientes implicaciones de seguridad que resultan personalmente, y para las empresas y sus organizaciones de TI. A principios de este año, AIR examinó el aumento en el uso de aplicaciones en nuestras “vidas combinadas”, borrando las líneas entre el trabajo y el negocio personal a través del uso de aplicaciones en el hogar y en la oficina.

AIR fue encargado por A10 Networks y conducido independientemente por la firma de investigación estratégica Provoke Insights. Involucra a más de 2.000 profesionales empresariales y de TI con la intención de proporcionar educación a las organizaciones y sus departamentos de TI que pueden ayudarlos a reevaluar las políticas corporativas y, en última instancia, proteger sus negocios y sus aplicaciones simplemente al ser más conscientes del comportamiento de sus empleados.

La investigación se realizó en 10 países, representando algunas de las economías más grandes del mundo y las poblaciones de mayor crecimiento de adoptadores de tecnología: Brasil, China, Francia, Alemania, India, Japón, Singapur, Corea del Sur, el Reino Unido y los Estados Unidos.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.