1
 

Pagos corporativos en tiempo real: fallar en planificar…es lo mismo que un fallo planificado

Los pagos en tiempo real reducen el costo total de propiedad (CTP).

Por: Darryl Proctor,  Product Director de TEMENOS. dproctor@temenos.com

Por encargo de Temenos y Ovum, a finales de 2017 se realizó una encuesta a 100 empresas y 100 bancos alrededor del planeta.  La misma se enfocó en el valor que dan las empresas y los bancos a los pagos en tiempo real.  Sus resultados fueron reveladores.  El 67% de los bancos en LatAm estuvieron de acuerdo en que los pagos en tiempo real les permiten mejorar significativamente su oferta de servicios.  Entonces, nos preguntamos, ¿qué hace tan importante a la oferta de pagos en tiempo real?

Darryl Proctor, Product Director de TEMENOS.

Está demostrado[1] que un sistema centralizado en tiempo real es el método de pago con menor costo por transacción.  Los pagos en tiempo real tienen el potencial de reducir los costos de los bancos gracias a la desarticulación de sus silos de pagos.  Cabe mencionar que, con el fin de mantener el status quo con respecto a pagos, los bancos deben incurrir en costos adicionales para poder operar y dar mantenimiento a estos múltiples silos.  Por otro lado, los pagos en tiempo real le brindan la oportunidad de alejarse de sistemas de pago obsoletos y avanzar hacia una infraestructura moderna.

Los pagos en tiempo real también pueden resultar en una reducción de las “excepciones” en el proceso de compensación de pago.  Desde el punto de vista de una infraestructura en tiempo real, el ahorro en costos que se logra como resultado de un número reducido de pagos fallidos tiene un gran potencial; de hecho, se estima que este ahorro estaría entre los $612 y los $1.700 millones para 2020[2].

ISO20022: el nuevo estándar de pagos

La mayoría de los servicios de pagos en tiempo real utilizan o tienen planeado utilizar, en el corto plazo, el formato ISO20022.  El despliegue del ISO20022 amplía las posibilidades para el manejo de datos y la comercialización de informes analíticos de clientes.  Esto es debido a que los informes se pueden desglosar en el estado de los pagos, los saldos de las cuentas y los detalles de las transacciones, tanto en situaciones intradía como al final de día.  El ISO20022 no solamente cuenta con un amplio juego de definiciones de datos, sino que además tiene el soporte de sofisticadas herramientas y utilitarios para su manejo, que simplifican en gran medida la definición de nuevos juegos y reglas de mensajes.  A su vez, esto hace a los sistemas basados en ISO20022 más sencillos y menos costosos de mantener que otros sistemas tales como MT105 y sistemas basados en ISO8583 (que no cuentan con un juego de herramientas similar).

Sin embargo, aparte de la riqueza de sus datos, la flexibilidad y facilidad de mantenimiento del ISO20022 es lo que realmente le añade valor.  Los bancos pueden aumentar su enfoque en los negocios internacionales de sus clientes y, a la vez, lograr un mejor entendimiento de los mismos a través de informes analíticos que les permitirán diseñar y ofrecer valiosos servicios a sus clientes, así como proporcionarles información estratégica para sus negocios, como por ejemplo aquella relacionada con su liquidez.  En este sentido, cabe anotar que nunca ha sido más importante para los clientes corporativos de los bancos contar con estos datos.  Por ejemplo, el 67% de los clientes corporativos en Brasil y México[3] dijeron que considerarían cambiarse a un proveedor confiable (PC) que les pueda ofrecer una visión consolidada de sus cuentas.

¿Son los pagos en tiempo real la nueva norma bancaria?

LatAm experimentó una adopción muy temprana de una forma inicial de pagos en tiempo real.  Es así que, en 2002, Brasil implementó SITRAF, que operaba de 07:30 a 17:00.  En 2004, México implementó SPEI, seguido por Chile, que en 2008 presentó un sistema TEF que operaba 24/7.  Sin embargo, desde entonces hemos visto muy poco avance en cuanto al tema en la región.  Esto es sorprendente pues, en el resto del mundo, el interés es cada vez mayor. Cerca de 35 países han implementado o programado implementar próximamente los pagos en tiempo real.  Este crecimiento es parcialmente impulsado por la omnipresencia de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos con conexión a la red, los cuales han catalizado las expectativas inmediatas de los consumidores.

La importancia de una sola solución

Los pagos en tiempo real son irrevocables; no hay tiempo para corregir errores; por tanto, es esencial que la información sea correcta.  El sistema de pagos asume inmediatamente cualquier cambio en el sistema de core bancario.  Adicionalmente, los departamentos de auditoría y riesgos de los bancos están en contra de asumir el riesgo de que un pago inmediato no cumpla con los niveles de servicio si el motor de contabilidad del core es muy lento en reaccionar o es inalcanzable.

En consecuencia, ambos deben actuar como una sola solución y no como dos sistemas aparte.  Por tanto, es ideal que el banco tenga su centro / sistema de pagos incrustado en su sistema de core bancario.  Esto mejora su desempeño por razón de la reducción de la cantidad de llamadas a un core bancario externo u otras aplicaciones por tener una sola fuente de información.  Los pagos incrustados y el core bancario también resultan en que sea más fácil lograr API abiertas e iniciativas tales como la banca abierta.  En consecuencia, esto significa que, al estar incrustado, el sistema de pagos se beneficia de una mejor consolidación de datos e informes analíticos.  Permite que los datos sean consistentes y determinados de forma inherente, ofreciendo una única versión de la realidad, además de una experiencia general fluida en tiempo real.

Implementación asequible de pagos en tiempo real

A pesar de lo anteriormente indicado, en la práctica, es complicado para algunos bancos que desean beneficiarse de este nuevo ambiente hacer un “borrón y cuenta nueva” con sus sistemas de pago actuales.  Algunos centros de pagos tienen la capacidad de manejar órdenes para los efectos de apoyar una estrategia gradual de adopción.  Los bancos y las IF deberían estar en capacidad de diseñar un enfoque personalizado de renovación progresiva que se adapte a sus posibilidades (por ejemplo, empezar por trasladar un tipo de pago en particular a la nube, como puede ser la adopción de pagos instantáneos).  Este enfoque también podría apoyar la escalabilidad; en este sentido, se espera que los volúmenes de pago crezcan exponencialmente a medida que se afiancen los pagos digitales en tiempo real; por ende, resulta crítico para un crecimiento sostenible a largo plazo tener una solución que se adapte a la demanda.

También se pueden lograr ahorros en costos mediante la adopción de una solución de centro de pagos basada en la nube.  Con la nube, no habrá necesidad de incurrir en costos de hardware o gastos de mantenimiento, ni licenciamiento de software o costos de instalación o actualización.  A esto se añade el beneficio de la seguridad y flexibilidad que ofrece una nube privada.

Más allá de los pagos en tiempo real

Quienes tienen una visión a largo plazo deberían ver más allá de la posibilidad de ofrecer pagos instantáneos y adoptar la banca digital integral.  Los bancos no solo se beneficiarán de su capacidad de proporcionar servicios de pagos en tiempo real, sino también informes analíticos “al minuto” para mejorar sus servicios al cliente, impulsar el crecimiento de sus ingresos y reducir sus costos.  La flexibilidad de los sistemas digitales también implica que los bancos podrán responder de una manera más ágil a los cambios del mercado, desarrollar sus productos más rápidamente y operar sistemas antifraude mejores y más ajustados.  En pocas palabras, asegurarán el futuro de sus negocios.

Actualmente, muchos clientes de los bancos se están cambiando a los servicios de pago instantáneo tales como PayPal, GoogleWallet y ApplePay, llevándose consigo sus valiosos negocios.  Este año hemos visto un movimiento agresivo de los PC hacia la región, con la expansión de la presencia de Visa y su aliado de tecnología financiera NovoPayment para la prestación de servicios de pago B2B en tiempo real en toda América Latina y el Caribe.  La desintermediación es una amenaza real.  Las alianzas son una opción; sin embargo, los bancos en última instancia deberán ser capaces de ofrecer servicios en tiempo real.  La encuesta[4] subraya esta amenaza al mostrar que el 89% de las empresas de LatAm dicen que considerarían obtener estos servicios a través de proveedores alternativos.  Es el momento de planificar lo inevitable y enfrentar esta amenaza con la frente en alto.


[1] Datos compilados por el Banco de la Reserva de Australia y el Centro de Investigación en Economía y Negocios (CEBR, por sus siglas en inglés)
[2] Centro de Investigación en Economía y Negocios (CEBR)
[3] Encuesta sobre Banca de Transacciones para 2017, realizada por Ovum y Temenos
[4] Encuesta sobre Banca de Transacciones para 2017, realizada por Ovum y Temenos

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.