1
 

¿Está Puerto Rico listo para ser la próxima utopía blockchain?

Puerto Rico ahora ha establecido un consejo asesor, formado por entidades públicas y privadas, con el objetivo de hacer de Puerto Rico un destino preferido para startups y desarrolladores de blockchain.

IDG Connect | Por: Jonathan Keane

Puerto Rico ha tenido un par de años difíciles. Su economía está en una situación casi desesperada que se acentuó el año pasado cuando el huracán María devastó la isla. El gobierno enfrenta una tarea difícil en la reconstrucción de su economía, pero con este telón de fondo, los empresarios están tratando de crear una escena tecnológica en esta isla del Commonwealth estadounidense con previsiones de resultados mixtos.

Blockchain, en particular, está en el radar de los funcionarios económicos de la isla. La tecnología es en gran medida una palabra de moda en este momento y los reguladores de todo el mundo están lidiando con la mejor manera de abrazarlo mientras también lo regulan. Es un equilibrio delicado que algunos países y regiones están liderando pero que nadie ha perfeccionado todavía.

Puerto Rico ahora ha establecido un consejo asesor, formado por entidades públicas y privadas, con el objetivo de hacer de Puerto Rico un destino preferido para startups y desarrolladores de blockchain.

En general, Puerto Rico viene buscando formas de atraer a nuevos inversionistas para que abran oportunidades en una isla afectada por un desastre, bien se trate de atraer inversionistas tradicionales o nuevos interesados en los mercados de las criptoeconomía. En febrero, la isla organizó su cumbre anual de inversiones, que incluyó a los administradores de fondos habituales, pero que tuvo la llegada de nuevas caras promocionando todas las criptomonedas.

Entre ellos se encontraba Michael Terpin, que dirige la empresa de relaciones públicas Transform Group. Representa muchas criptomonedas y startups de blockchain. Le dijo a las multitudes en la conferencia que entusiastas de la criptografía como él deseaban aprovechar los códigos impositivos de la isla y establecer una operación en Puerto Rico.

Durante años, la isla ha sufrido una fuga de cerebros y una de las grandes promesas de Terpin es que estas compañías traerían puestos de trabajo a la isla, específicamente trabajos técnicos altamente calificados.

“Tech Island”

Ha habido un impulso más amplio para hacer que Puerto Rico sea más receptivo con las startups y empresas tecnológicas, como el Programa Acelerador Parallel18 , que respalda a las startups fundadas en la isla con la esperanza de mantenerlas allí y apoyar a los recién llegados inversores.

Javier Malavé representa al Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico (PRSTR, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro encargada de desarrollar los sectores industriales y tecnológicos de Puerto Rico y está involucrado en el funcionamiento de Parallel18.

“La tecnología Blockchain, más allá de las criptomonedas, como su aplicación inicial y actualmente popular, es un área de interés para PRSTR, dado su potencial para crear nuevos sectores de mercado y brindar nuevas oportunidades de crecimiento económico para Puerto Rico”, dice.

“Al estar muy al tanto de los matices del sector de la tecnología blockchain, Parallel18 ha tomado medidas para comprender cómo atraer emprendedores y startups de blockchain a su prestigioso programa”, acotó Malavé.

Si bien la situación fiscal en Puerto Rico es atractiva, aún carece de una reglamentación sólida y claridad en asuntos como la venta simbólica y los valores, que es un tema común en muchas jurisdicciones.

“Para Puerto Rico, la mayor parte de esta claridad normativa proviene, y continuará, de las agencias del gobierno federal, como la Comisión de Seguridad y Cambios”, explica Malavé. “Los estados y territorios, sin embargo, también están tomando medidas para aclarar aún más su definición y posición sobre lo que los tokens hacen y no constituyen como un valor. Y cómo tratar estos tokens con fines impositivos”.

La junta asesora establecida por el Departamento de Desarrollo Económico es un paso importante para brindar claridad.

“En Parallel18 y PRSTR, seguiremos con entusiasmo estos esfuerzos a medida que continuamos apoyando nuestro ecosistema de empresariado blockchain y trabajando para desarrollar una fuerza de trabajo altamente capacitada, lista para enfrentar la revolución de la cadena de bloques”, dice. “Como siempre, seguimos abiertos a colaborar constructivamente con el gobierno, dentro del alcance de nuestra misión y visión, para alcanzar estos objetivos”.

Madrugadores en “Puertopia”

Puerto Rico ha visto a los entusiastas de blockchain y criptomonedas acudir en masa a la isla en busca de un ambiente más acogedor con resultados variables hasta el momento.

Estos desarrolladores y empresarios han apodado a la isla “Puertopia”, que ven como un refugio seguro para su trabajo e inversión.

Uno de esos entusiastas es Brock Pierce, director de la Fundación Bitcoin con sede en los Estados Unidos y cofundador de EOS, la startup de blockchain. Aunque Pierce y sus declaraciones hiperbólicas sobre el potencial de blockchain fuesen duramente criticados recientemente en un segmento de Last Week Tonight por John Oliver, los inversores y empresarios como él siguen siendo alcistas en el futuro de Blockchain.

El espacio de la criptomoneda está plagado de estafas y productos sobrevalorados que a menudo distraen de esfuerzos más legítimos.

En la superficie, puede parecer que estos defensores de blockchain solo están tratando de usar la isla para evitar impuestos en el continente. Pierce le dijo al New York Times que este no es el caso, pero una de sus colegas, Reeve Collins, cofundadora de cripto token Tether, dijo en el mismo artículo que quería evitar los impuestos operando con legalidad en Puerto Rico. “Esta es la primera vez en la historia de la humanidad que cualquiera que no sean reyes, gobiernos o dioses puedan crear su propio dinero”, dijo.

Los lugareños en este trozo de paraíso caribeño, o bien abren los brazos o se rascan la cabeza. Un representante del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, una organización sin fines de lucro que protege sitios de importancia histórica y ambiental, dijo que la isla es como un “patio de recreo fiscal para los ricos”. Los forasteros pueden entrar y probar cosas, pero las empresas locales no reciben la misma bienvenida.

Dependiendo de cuál lado sea el que mienta, Puerto Rico se convertirá en una cripto utopía o simplemente será utilizado en medio de la coyuntura.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.