1
 

Cuatro de cada cinco empresas prevé fallos en su transformación digital

De acuerdo a una encuesta global de MuleSoft, las fallas en los procesos de integración son un punto crítico que obstaculizan los procesos de transformación digital. Las estrategias API por su parte, son un vehículo de eficiencia, ganancias e innovación para las compañías.

MuleSoft anunció los hallazgos de su Connectivity Benchmark Report 2018 cuyo foco es la transformación digital y el impacto comercial de las API (Interfaz de Programación de Aplicaciones, por sus siglas en inglés). El estudio analiza específicamente cómo los decisores y líderes IT vislumbran el impacto de la innovación tecnológica y la gestión del cambio.

La encuesta global (en base a 650 decisores líderes de IT) reveló como principal hallazgo que se espera que cuatro de cada cinco empresas (81 por ciento) tengan un impacto negativo en sus ingresos durante 2018 si no completan las iniciativas de transformación digital.

Si bien, en general, los presupuestos de IT se mantuvieron relativamente estáticos, la realidad es que el volumen de proyectos ha aumentado considerablemente: en promedio -según el estudio- un 27 por ciento. Como resultado, los departamentos de IT no dan abasto. “Lo más preocupante es que la investigación revela una brecha en cuanto al cumplimiento de los proyectos. dos tercios de los decisores IT admitieron que no pudieron completar todos los proyectos que se les solicitaron el año pasado”, afirma Mariano Capurro, VP Engineering de MuleSoft.

El estudio destaca además, que los problemas relacionados a la integración de sistemas son un punto clave en este desfasaje, y a la vez, obstaculizan la innovación. De hecho, un 89% de los líderes IT cree que los desafíos de integración están desacelerando o dificultando la transformación digital dentro de sus organizaciones dado que constituyen una gran pérdida de tiempo, presupuesto y recursos.

La integración como proceso crítico

Según Gartner, el gasto mundial en IT totalizará $ 3.7 mil millones de dólares en 2018, un aumento del 4.5 por ciento con respecto a 2017. Los resultados de la encuesta señalan que las organizaciones invierten casi un cuarto (22 por ciento) de sus presupuestos anuales de tecnología en integración, es decir, más de $ 800 mil millones.

Pero además, en promedio, las organizaciones están utilizando 1.020 aplicaciones individuales en todos sus negocios. Sin embargo, un número relativamente pequeño (29 por ciento) de estas aplicaciones están actualmente integradas o conectadas entre sí.

“Cuando se trata de transformación digital, ya no es un caso de ‘si’ sino ‘cuándo’ para las organizaciones. Sin embargo, existe una creciente impaciencia a nivel comercial para hacer realidad los objetivos de la transformación digital, ya que aquellos que se queden atrás comenzarán a perder rápidamente los ingresos y la cuota de mercado “, comenta Ross Mason, fundador y VP de Estrategia de Producto de MuleSoft, quien agrega que, en la actualidad, los decisores y líderes de IT están bajo una gran presión para cumplir con las expectativas del negocio.

La investigación revela asimismo que está claro que las organizaciones necesitan adoptar un modelo operativo de TI más eficiente:

  • Los líderes IT siguen invirtiendo la mayor parte de su tiempo (63 por ciento) en “dirigir el negocio” en vez de enfocarse en proyectos de innovación y desarrollo.
  • El 93 por ciento admite que su proceso de desarrollo de aplicaciones podría ser más eficiente.
  • Solo un tercio de los activos y componentes de software IT internos de las organizaciones están disponibles para que los desarrolladores los reutilicen. El 83 por ciento de los decisores IT afirma que su organización no siempre reutiliza los activos de software cuando se trata de desarrollar nuevos productos y servicios.

Las estrategias API como vehículo de eficiencia, ganancias e innovación

Para que las organizaciones puedan completar sus procesos de transformación digital e innoven más rápido, necesitan habilitar self-service IT (tecnología como autoservicio) donde es la empresa la que puede generar proyectos de tecnología por sí misma sin depender del departamento IT central. “Al hacer que los activos de IT sean reconocibles y reutilizables a través de API, las organizaciones pueden volverse más ágiles y competitivas para generar ingresos”, cuenta Capurro.

En definitiva, a medida que la economía digital continúa creciendo, más organizaciones comienzan a darse cuenta de los beneficios de una estrategia API y la rentabilidad financiera que puede aportar.

  • 93 por ciento de los líderes IT creen que self serve IT es fundamental para el éxito de su transformación digital. De aquellas organizaciones que poseen API, más de la mitad (58 por ciento) han podido aprovecharlas para aumentar la productividad; mientras que casi la mitad (48 por ciento) han incrementado la innovación.
  • Al aprovechar las API, las organizaciones han podido aumentar la participación y la colaboración de los empleados (43%), satisfacer las demandas de línea de negocio más rápidamente (35%), aumentar el autoservicio de TI (35%) y disminuir los costos operativos (34%).
  • En promedio, los decisores IT afirman que un cuarto de los ingresos de su organización se generan a partir de API e implementaciones relacionadas con API. 35 por ciento de los encuestados afirmó que más de un cuarto de los ingresos de su organización provienen de las API.

“La transformación digital no es solo cuestión de comprar software nuevo y esperar que resuelva todos los problemas”, resume el fundador de MuleSoft. En la economía digital actual, es necesario conectar más datos, aplicaciones y dispositivos que nunca antes. “Sin embargo, las organizaciones sufren los problemas de integración. A través de las redes de aplicaciones, las organizaciones pueden volver a usar más de sus activos de IT y hacer que el desarrollo de aplicaciones sea mucho más eficiente y en definitiva, brindar valor al negocio”, concluye Mason.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.