1
 

Ciberseguridad: un modelo de cuatro partes para proveer seguridad integral en capas

Los ciberataques pueden ser un gran dolor de cabeza para las empresas proveedoras de servicios de TI. Hasta 2021, se estiman que los presupuestos de protección de datos superen los mil millones de dolares. Este White Paper ofrece un modelo de seguridad integral en cuatro partes.

Los ataques cibernéticos han aumentado tanto en número como en gravedad. La prensa se ha centrado principalmente en los ataques de ransomware. Tiene sentido: investigaciones han demostrado que el ransomware generó pérdidas superiores a los 5 mil millones de dólares en 2017. En perspectiva, estaríamos hablando de montos superiores al PIB de países y territorios pequeños, como las Islas Vírgenes, Las Maldivas, o Gambia.

Aunque el ransomware recibe la mayor prensa, otras amenazas cibernéticas también aumentan en gravedad, amenazando tanto a individuos como a empresas. Ya sea un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) capaz de derribar un sitio Web (o porciones enteras de Internet), propiedad intelectual robada debido a contraseñas comprometidas o acceso indebido de los empleados, o ataques automáticos generalizados contra software sin parches, las empresas deben mantenerse alerta contra ataques de todos los vectores.

Las organizaciones parecen estar llegando a este momento con presupuestos limitados en seguridad cibernética. De hecho, las estimaciones muestran que los presupuestos de seguridad cibernética totalizarán un billón de dólares hasta 2021.

Si usted es un proveedor de servicios de TI, esto le brinda una gran oportunidad para generar más ingresos. Sin embargo, lidiar con la gran variedad de ataques de estos días (ransomware, ataques internos maliciosos y amenazas persistentes avanzadas, entre otros) requiere que adopte un enfoque amplio y en capas para la seguridad de sus clientes.

¿Pero dónde empezar? ¿Qué herramientas necesitas? ¿Y cómo evalúa siquiera lo que cada cliente necesita para mantenerse protegido?

Este White Paper presenta un modelo para proporcionar seguridad integral en capas a los clientes de servicios administrados. Al trabajar dentro de este marco, las empresas proveedoras de servicios de TI pueden abordar de forma sistemática la red de cada cliente (o incluso la suya) y saber qué elementos debe implementar para proporcionar una seguridad sólida en capas. También tendrán una buena idea de dónde sus empleados necesitan capacitación adicional y qué herramientas y procesos necesitan dominar.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.