1
 

Penalizan a MoneyGram con $125 millones por infracciones con la FTC

MoneyGram acepta pagar $125 millones de dólares para resolver una infracción incumplida en 2009 y un acuerdo de enjuiciamiento diferido en 2012.

La compañía MoneyGram International aceptó pagar $125 millones de dólares para resolver las alegaciones que indican que la compañía no tomó las medidas requeridas por una orden de la Comisión Federal de Comercio (FTC) de 2009 para acabar con las trasferencias de dinero fraudulentas que les cuestan millones de dólares a los consumidores en Estados Unidos.

El pago de $125 millones de dólares es parte de un acuerdo global que resuelve las alegaciones que indican que MoneyGram también infringió un acuerdo separado de enjuiciamiento diferido con el Departamento de Justicia del año 2012.

La FTC alega que durante años MoneyGram tuvo conocimiento de los altos niveles de fraude y actividades sospechosas que involucraban a ciertos agentes, incluida una gran cadena de agentes. La FTC señala que, por ejemplo, las normas que estableció MoneyGram para tomar acciones disciplinarias no cumplían con los requerimientos de la orden de 2009 ya que según esas normas los agentes debían tener un nivel excesivo de altas tasas de fraude antes de que fueran suspendidos o cesados. Paralelamente, con frecuencia MoneyGram tampoco realizó prontamente las revisiones o no suspendió o cesó a los agentes, particularmente aquellos de las locaciones más grandes con altos niveles de fraude.

Alegatos

El Chairman de la FTC, Joe Simons, dijo al respecto: “La orden de la FTC de 2009 le exigía a MoneyGram que protegiera a los consumidores contra el fraude a través de su sistema de transferencias de dinero, y hoy estamos responsabilizando a MoneyGram por no haberlo hecho. La alegada falta de implementación de MoneyGram de las disposiciones clave de la orden permitió que los estafadores continuaran usando su sistema de transferencias de dinero para timar a los consumidores”.

Las transferencias de dinero son el método de pago preferido de los defraudadores porque el dinero que se envía a través de los sistemas de trasferencias de dinero se puede retirar rápidamente en locaciones de todo el mundo, y una vez que se paga el dinero, es casi imposible que los consumidores lo recuperen. Además, estos sistemas suelen permitir que los estafadores oportunistas permanezcan en el anonimato cuando reciben el dinero de sus víctimas.

En su nueva presentación que aborda las infracciones de la orden de 2009, la FTC alega que MoneyGram no implementó el programa integral de prevención contra el fraude establecido en la orden de 2009 que le exigía a la compañía que investigara, restringiera, suspendiera y cesara de inmediato a los agentes altamente fraudulentos.

 

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.