1
 

Multicloud, la tendencia que dominará el mercado

La nube nació no como una necesidad de TI, sino como una necesidad de negocio, cuando varias líneas de negocio requirieron tipos específicos de soporte que el departamento TI no les podía dar, principalmente porque su presupuesto se destinaba a operaciones diarias.

Vía Computerworld.es

Con el tiempo, las líneas de negocio específicas fueron utilizando sus propios presupuestos para tomar el control sobre sus operaciones. Así, recurrieron a proveedores de software como servicio (SaaS) y a proveedores de plataforma como servicio (PaaS). Este tipo de contratación, digamos, ad hoc, se expandió, ganó popularidad, muchas veces sin el conocimiento del departamento de TI de la empresa. Y estas líneas de negocio fueron los primeros en tornar el negocio en un entorno multi cloud.

Otro factor que allanó el camino para un entorno multicloud fueron las organizaciones que comenzaron a explorar ofertas PaaS de jóvenes y atractivos proveedores cloud, fudamentalmente para acelerar el desarrollo y las pruebas de software; era más fácil hacerlo online que dentro de los data centers que tenían en propiedad. Y todo esto surgió poco a poco como una necesidad y no como parte de una estrategia cloud.

Actualmente, y según estimaciones de Gartner, el mercado de cloud público aumentará un 17,3% en 2019 hasta los 206.200 millones de dólares. El área de mayor crecimiento será el de servicios de infraestructura, que espera que crezca a un ritmo del 27,6% hasta los 39.500 millones de dólares. Uno de los motores del crecimiento del mercado IaaS, señala la consultora, es la adopción de nubes híbridas y estrategias multicloud de las compañías que abrazan la transformación digital.

Es lógico. Las corporaciones que apuestan por la nube pero no quieren renunciar a una estrategia de múltiples proveedores; reclaman la flexibilidad y la libertad necesarias para distribuir sus cargas de trabajo en diferentes entornos. Por descontado, la apuesta por una estrategia multi cloud permite que si una nube se cae (por un error interno, factores externos o un ataque DDoS, por ejemplo), el negocio no se pare. También permite a las corporaciones quedarse con la mejor opción para cada objetivo.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.