1
 

Argentina: ¿qué cambios impulsa la nueva Ley de Economía del Conocimiento?

Aprobada por unanimidad, esta regulación aspira a crear alrededor de 14.400 nuevos puestos este año y multiplicar las exportaciones hasta los US$ 15.000 millones.

Por unanimidad se aprobó en el Senado una ley muy esperada por todo el sector, que tuvo como antecedente el Régimen de Promoción de la Industria del Software, y que algunos ya llaman ambiciosa, ya que apunta a la creación de casi 15.000 puestos nuevos de trabajo en el área de software, IT y conocimiento, respondiendo así a una demanda histórica de la industria.

De acuerdon con información del Observatorio de la Economía del Conocimiento (OEC), que depende del Ministerio de Producción y Trabajo, urante 2018 las exportaciones de este sector bajaron 6,7%, a USD 6.028 millones. Esto contrasta con la realidad de 2015 por ejemplo, cuando la exportación de servicios vinculados con el conocimiento —software, servicios profesionales y técnicos y producción audiovisual, entre otros— se convirtió en una de las “estrellas” de la economía argentina, con tasas de crecimiento de dos dígitos, que permitió al sector colocarse como el tercero en exportaciones, detrás de la soja y los automóviles. Así lo destcaba recientemente la agencia de noticias Infobae.

“La escasez de recursos es algo bastante extendido y que lleva ya más de 20 años en el sector, y sucede a nivel mundial. La transformación digital genera más demanda sobre recursos especializados en informática, además de otras áreas que también tienen vínculo con ella, como data scientists, estadística matemática y otras similares. El problema es que -en algunos casos- ni siquiera hay carreras universitarias de grado, hay algunos posgrados pero no satisfacen la demanda. Hay pocos graduados también, porque no se estimula que los jóvenes sigan este tipo de carreras STEM (carreras basadas en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, por sus siglas en inglés)” sostiene Sergio Candelo, COO de Snoop Consulting.

La nueva ley tiene como objetivo paliar la situación que muchos consideran irreversible: especialistas estiman que para el 2020 un 30% de las posiciones en tecnología quedarán vacantes.

Otro de los aspectos de la ley que entusiasma al sector es la estabilidad fiscal, que contempla que no habrá aumentos en las tasas y aranceles de importación y exportación. “Por 10 años habrá una estabilidad fiscal y de costos que permiten proyectar. Esto es muy importante porque vuelve a dar un marco de previsibilidad y de proyección a largo plazo. Creemos que es clave para el sector.” declara Candelo. Ciertamente lo es en un sector que tan solo el año pasado tuvo ventas totales en pesos con un aumento del 43,2% frente al 2017, por debajo de la inflación, que llegó a casi 48% y cuyos ingresos en dólares por exportaciones marcaron una merma del 7,4%. Se estima que serán más de 10.000 las empresas alcanzadas por este beneficio

Ahora, según Candelo, el gran desafío será la reglamentación, pero con el antecedente de apoyo en ambas cámaras cree que no habrá mayores inconvenientes. “El horizonte es ambicioso pero se está trabajando duramente para cumplir con el objetivo de generar 215.000 nuevos puestos de trabajo y multiplicar las exportaciones hasta los US$ 15.000 millones.” finaliza el ejecutivo de Snoop Consulting.

Todo indica que una de las pocas políticas de estado que desafiaron la grieta en la era Macri va por más, para constituirse en un ejemplo de productividad y valor agregado en el país.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.