1
 

La disrupción de la banca es un hecho, y los clientes ya están preparados

IDC Latinoamérica liberó en Nueva York los resultados de un estudio sobre el estatus del consumidor de servicios financieros en Brasil, Colombia y México. La conclusión: ya no hay barreras de mercado para la la explosión de la banca digital y la innovación fintech.

Desde la ciudad de Nueva York, IDC Latinoamérica presentó los resultados de sus estudio Cómo las FinTech y los bancos pueden democratizar los servicios financieros en América Latina y como principal insight del estudio, los analistas revelaron que Brasil, seguido por México y Colombia serán los primeros mercados de la región en acelerar la transformación en la industria de los servicios financieros a partir de la confluencia entre la tecnología, el empuje del sistema fintech y el uso que ya están haciendo los consumidores de la tecnología habilitadora de servicios disruptivos: el smartphone.

Ya un reporte global, el IDC Quarterly Mobile Phone Tracker, proyectó que la base instalada de teléfonos inteligentes en América Latina se duplicaría de 250 millones hace cinco años en 2014 a casi 500 millones para finales de 2019. Si consideramos que teléfonos móviles proporcionan acceso a cuentas financieras móviles o basadas en aplicaciones , hace mucho sentido la proyección de otro análisis – el IDC Mobile Banking and Finance: Route to Diversification según la cual 250 mil millones de personas entrarán a los mercados financieros formales a través de servicios financieros a través de estos dispositivos y la democratización de la banca.

Con el apoyo de Paypal, IDC Latinoamérica presentó en Nueva York los resultados de su estudio Cómo las FinTech y los bancos pueden democratizar los servicios financieros en América Latina, de la voz de Ricardo Villate, presidente de la firma de analistas. El estudio se enfocó en las opiniones expresadas por 1.000 consumidores de Brasil, Colombia y México.

A continuación algunos hallazgos del estudio:

  1. Más del 50% de los encuestados usó un teléfono móvil para abrir una nueva cuenta bancaria u obtener un nuevo producto o servicio financiero.
  2. Más de un tercio de los encuestados prefiere usar su teléfono para pagar sus cuentas o transferir dinero, y sus expectativas aumentan para el futuro.
  3. Un 45% de la muestra utiliza tarjetas de crédito y débito. Los programas de fidelización y recompensas contribuyen a su experiencia de compra.
  4. Cerca del 11% de la muestra obtuvo préstamos personales a través de un teléfono móvil; y 7%, a través de una firma FinTech.

“Aunque los usuarios latinoamericanos prefieren las interacciones en una sucursal para abrir una cuenta, solicitar un préstamo y realizar inversiones; en el futuro, estas actividades se reducirán. Las personas, especialmente las generaciones más jóvenes, están adoptando el móvil y el Internet como su canal preferido, ya que los usuarios aprecian la agilidad en los métodos de transferencia y pago. Las organizaciones bancarias pueden aprovechar esa oportunidad, ya que los usuarios de teléfonos inteligentes ahora están menos preocupados por el consumo de datos para conectarse a través de sus dispositivos y acceder a posibles servicios financieros en cualquier momento desde cualquier dispositivo y lugar. Para ello, las organizaciones financieras deben trabajar para crear una sensación de confianza en los canales no tradicionales”, destacó Villate.

Oportunidades para la banca y las Fintech

Para IDC, los cambios tecnológicos sumado al cambio de conducta de los consumidores quienes confían en las soluciones Fintech y disfrutan de la economía de las aplicaciones de servicios financieros, suponen nuevas oportunidades de alianza entre la banca y el sector FinTech.

Banca personal

Las aplicaciones móviles bien diseñadas han revolucionado la manera en que los consumidores usan las cuentas vinculadas al acceso a teléfonos inteligentes. Esto se ha vuelto más atractivo para los usuarios más jóvenes quienes también buscan la sofisticación y tienen menos afinidad con los bancos tradicionales. Más de la mitad de la muestra encuestada usó un teléfono móvil para abrir una nueva cuenta bancaria u obtener un nuevo producto o servicio financiero.

Pagos personales

Los usuarios aprecian la variedad de opciones de pago (fuera de línea, en línea, por teléfono inteligente, de persona a persona), pero su mejor experiencia se da cuando pueden cambiar el introducir sus datos al momento de pagar, facturar y enviar, y reemplazarlo con un solo toque en la pantalla. Más de un tercio de los encuestados prefiere usar su teléfono para pagar sus cuentas o transferir dinero, y sus expectativas aumentan para el futuro.

La penetración de la banca en las clases sociales A, B y C es alta. Más del 45% de la muestra utiliza tarjetas de crédito y débito. Los programas de fidelización y recompensas contribuyen a su experiencia de compra.

Pagos a comercios

Son atractivos para los comercios cuando no hay necesidad de equipos especializados en el punto de venta, las tarifas están estandarizadas y los procesos son simples para aceptar tarjetas de débito/crédito y pagos electrónicos. Las empresas están habilitadas para ofrecer experiencias móviles con las cuales los consumidores ya están familiarizados.

La movilidad también está ayudando con la inclusión bancaria a través del uso de carteras digitales. Su uso y aceptación están estrechamente ligados a la edad.

Préstamos al consumo

Los mercados de préstamos digitales conectan inversores con negocios o consumidores de manera individual o en conjunto con calificaciones de riesgo y tarifas nominales. Los usuarios y las empresas se benefician con tasas de interés más bajas que las que podrían tener de los acreedores estándar. El uso de apps en teléfonos inteligentes para escanear documentos obligatorios, actualizar formularios y comunicarse resulta en experiencias positivas para los consumidores y un proceso simplificado para los bancos. Además, las operaciones y los procesos para ambas partes son convenientes y directos. El uso de servicios financieros o bancarios que ofrecen empresas sin ubicaciones físicas o sucursales se ha vuelto más popular en América Latina.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.